Realizaron una jornada debate para tratar la problemática de los menores

Involucrados en la problemática asistieron al Concejo. La idea fue un impulso de la concejal Beresiarte tras una propuesta que nació luego del uso de la banca 25; lugar donde trabajadores de la institución que contiene a menores denunciaron las deficiencias del mismo.-
La problemática de los jóvenes en conflicto con la justicia penal fue abordada esta mañana en el recinto del Concejo Deliberante por distintos actores de la ciudad relacionados con la temática, con el objetivo de lograr establecer un espacio articulado dentro del cual brindar soluciones comunitarias a las diferentes carencias.

La mesa de trabajo fue una iniciativa de la concejal Verónica Beresiarte y estuvo compuesta además por los ediles Leandro Laserna y Leticia González; el fiscal del juzgado de Transición del Tribunal de Menores Pablo Cistoldi; la jueza de Garantías del menor Fernanda di Clemente; la fiscal Mariana Baqueiro; el director del Centro de Contención Mar del Plata con asiento en Batán Darío Forastiere y el delegado de ATE en el instituto Gustavo Lorenzo, entre otros.

Según explicó Beresiarte, la propuesta nació luego del uso de la banca 25 que hicieran los trabajadores de la institución que contiene a menores en la ciudad, quienes en reiteradas ocasiones denunciaron las deficiencias estructurales del mismo como así también la falta de políticas preventivas y las necesidades laborales.

El representante de ATE aseguró que uno de los mayores problemas radicaba en la independencia con la cual se manejaban los organismos provinciales y locales, sin conseguir un trabajo articulado.

"Ni siquiera alcanza con que cada uno haga lo que tiene que hacer, se necesita más un poco de ese trabajo articulado porque son eslabones de una misma cadena que evidentemente está cortada", resaltó Lorenzo.

Según entendió, la idea principal era "empezar a unirlos" para no tener que lamentar luego diferentes situaciones "de las cuales nadie se quiere llevar el crédito".

"Tiene que haber una integración y un compromiso mucho más amplio", apuntó. En cuanto a los recursos provinciales, Lorenzo sostuvo que la situación estaba "complicada" por lo que instó a tratar la temática desde la ciudad para encontrar soluciones a "las cosas que la Provincia no pueda aportar", respecto a las necesidades de la niñez y adolescencia.

Por su parte, el fiscal de Transición se basó en dos planos de trabajo: "Actuar como si el exterior no se fuera a modificar y tratar de ampliar la importancia que se le da a la problemática".

Más allá de las carencias del sistema judicial vinculadas a los jóvenes en conflicto con la justicia penal, Cistoldi determinó que existen instituciones y ONGs reticentes a trabajar con menores que han delinquido, lo que generaba un "prejuicio social".

"No todos tienen que estar presos en un instituto cerrado", recalcó al referirse a los menores, al tiempo que agregó que si bien "algunos lugares los brinda el Estado", otros deberían ser otorgados por la comunidad.

"Es responsabilidad de toda la sociedad", complementó y expresó que se trata de "una problemática comunitaria que requiere soluciones comunitarias y respuestas integrales, que tienen que salir de todos los actores".

Los participantes de la jornada se comprometieron a darle continuidad a la mesa de trabajo para fortalecer las políticas relacionadas a la temática y comenzar a encontrar soluciones desde las mismas instituciones que se ocupan del tema.

Comentá la nota