Se realizaron gestiones en Vialidad para reparar los accesos de Pinzón y Alfonzo

El director de Asuntos Rurales confirmó que se efectuó una presentación ante el organismo con el propósito de que se destinen partidas para resolver el mal estado en el que se encuentran esos caminos. A pesar de los bacheos provisorios ejecutados por el Municipio, el deterioro exige de obras más estructurales.
DE LA REDACCION. Gustavo Panse-cchi, director de Asuntos Rurales del Municipio, confirmó a LA OPINION que se realizaron gestiones ante la Dirección provincial de Vialidad para solicitar la reparación de los caminos de acceso a las localidades de Pinzón y de Mariano H. Alfonzo.

Aunque desde la Comuna en distintos momentos se efectuaron bacheos de tipo provisorio, el mal estado de ambas trazas exige obras de tipo estructural más complejas que no pueden encararse con recursos locales.

En este contexto, y avalado por el reclamo de los delegados de Pinzón y Mariano H. Alfonzo, el titular de la Dirección de Asuntos Rurales planteó esta situación a las autoridades de Vialidad en una gestión concretada la semana pasada y de esta manera insistió en un pedido que forma parte de la agenda de prioridades de los dos pueblos de campaña que comparten el problema de contar con caminos de acceso seriamente deteriorados no sólo a causa del uso sino de la recurrente falta de respuesta a una demanda genuina que hace a la seguridad vial y a la calidad de vida de habitantes y productores.

La realidad de Pinzón

Los trece kilómetros que separan a Pinzón de la ruta nacional Nº 8 están bajo la competencia del Gobierno provincial, sin embargo, el visible deterioro de su estado se transforma en una de las principales preocupaciones del delegado municipal de la localidad, Héctor Distanza, quien se muestra visiblemente alarmado por los inconvenientes que genera el paso de tránsito pesado por la arteria.

En repetidas oportunidades, y con el acompañamiento de la Dirección de Asuntos Rurales, se concretaron gestiones ante la Delegación zonal de Vialidad que funciona en la ciudad de Arrecifes y ahora se insistió en un pedido canalizado en La Plata para que se disponga de las partidas necesarias para planificar y concretar las obras de reparación del camino que constituye la vía de ingreso al casco urbano de la localidad.

“Hemos elevado notas y nos hemos puesto en contacto con las autoridades competentes, porque este camino no es municipal y ahora hemos formalizado una gestión en Vialidad y estamos a la espera de respuestas”, precisó el director de Asuntos Rurales y opinó que “se necesitan soluciones de fondo porque el transporte de cargas complican la durabilidad de los trabajos que pueden ejecutarse desde el Municipio”.

La preocupación encuentra respaldo en productores y vecinos de la localidad que en forma pública a menudo ratifican su petición de que se repare la extensión de la arteria que experimenta el desgaste propio del constante paso de camiones y de la falta de obras de fondo que resuelvan los problemas de transitabilidad del acceso.

El camino de Pinzón tiene una extensión de trece kilómetros, 40 años de antigüedad, y el ser utilizado no sólo por los habitantes de la localidad sino como vía de paso de maquinarias agrícolas y tránsito pesado de los pueblos de Pinzón, Carabelas y General Arenales, entre otros, hace que no duren demasiado las mejoras provisorias y que la carpeta se deteriore en forma visible.

El acceso a Mariano H. Alfonzo

La descripción del estado del camino de acceso a la localidad de Mariano H. Alfonzo y las gestiones emprendidas no distan demasiado de la realidad que experimentan los pobladores de Pinzón.

Por el contrario, la solicitud de reparación integral del acceso ha ocupado y ocupa uno de los lugares prioritarios en la gestión de la Delegación municipal. Hace un tiempo, con el aporte de la Dirección de Asuntos Rurales se concretó una mejora, pero la repavimentación del camino de ingreso al pueblo sigue entre las asignaturas pendientes y la durabilidad de los trabajos fue nula, comparada con el constante tránsito, sobre todo pesado, que circula a diario por esa arteria.

Como en otras localidades y ratificando que la Provincia es la que debería tomar bajo su decisión la reparación y mantenimiento de los accesos, en repetidas oportunidades las autoridades locales asumieron el compromiso de impulsar gestiones conjuntas entre el Ejecutivo y la representación legislativa de Pergamino en la Provincia para buscar un marco de solución a una vieja demanda. El resultado fue siempre el mismo: la inexistencia de esa obra en la agenda del Gobierno provincial obligó a la Comuna a concretar acciones paliativas.

Un problema común

La responsabilidad de la reparación y el mantenimiento de los accesos a Pinzón y Mariano H. Alfonzo está bajo jurisdicción de la Provincia, por cuanto se trata de caminos provinciales secundarios que poseen un código identificatorio y un número con el que lo reconoce la Dirección Provincial de Vialidad siendo éste el único con competencia sobre los mismos sin tener injerencia la Nación y los municipios.

Sin embargo, y como ocurre en otras localidades, nadie los contempla en sus planes de obra y el reclamo de los pobladores recae sobre delegados y sobre la propia Comuna, que muchas veces de la mano de los consorcios termina realizando esfuerzos para lograr mejoras temporarias que no alcanzan a dar respuesta. El saldo siempre es el mismo: el deterioro, recurrente, en algunos casos visible y la indefinición respecto de quién tiene la responsabilidad de asumir el costo que supone no sólo la reparación sino el mantenimiento de vías esenciales para el desarrollo de los pueblos.

Comentá la nota