Realizarán rigurosos controles a ómnibus que arriben a centros de veraneo

El Gobierno bonaerense dispuso que todos los ómnibus que arriben a los distintos centros de veraneo de la Provincia (a partir de la temporada que acaba de arrancar) deberán contar "obligatoriamente" con limitadores de velocidad regulados a un máximo de 100 kilómetros por hora.
La medida incluye el empleo de dos choferes en las unidades que efectúen trayectos superiores a los 200 kilómetros y la prohibición estricta de uso de celulares mientras conducen.

Según se señaló desde la cartera de Infraestructura, que conduce Cristina Alvarez Rodríguez, más de 1.200.000 turistas se estima que viajarán en los 350 ómnibus que fueron habilitados para los distintas localidades turísticas.

Ya se han inscripto 22 empresas con 250 unidades de una antigüedad promedio de cinco años que serán conducidas por 750 choferes en 15.500 servicios previstos a la costa atlántica y otros destinos de la Provincia.

Además se destacó la puesta en marcha de un Programa de Fortalecimiento de Servicios Especializados de Turismo de Temporada destinado a fomentar iniciativas de pequeñas y medianas empresas provinciales.

Se apunta a proveer servicios de transporte colectivo de pasajeros hacia distintos destinos turísticos como Pehuen Co, Monte Hermoso, Tandil, Carhue y Sierra de la Ventana, que no contaban con servicios estacionarios.

Comentá la nota