Realizarán una reunión conciliatoria por la situación de Megatone

Representantes de Bazar Avenida dialogarán el jueves a las diez de la mañana, con directivos del Centro Empleados de Comercio, en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia. Buscaron posibles soluciones a la realidad que atraviesa la compañía.
Bazar Avenida tiene en Rafaela unos 380 empleados, casi 200 menos de los que tenía a principios de 2008. Desde entonces, vino achicando su plantel con despidos y retiros voluntarios, para ajustar sus números, afectados por varios motivos: la crisis global, la salida de escena de las AFJP y la caída de las ventas.

Actualmente, la empresa está afrontando el pago de sueldos en cuotas y adeuda los aumentos pactados a partir de abril, de 300 pesos. Por esa razón, y por la incertidumbre que generaron los rumores que se esparcieron en las últimas semanas, más de un centenar de empleados realizaron la semana pasada una asamblea con representantes gremiales, para analizar la situación. En esa asamblea, los trabajadores acordaron llevar una extensa lista, de más de 10 puntos, a la reunión del jueves en el Ministerio de Trabajo.

La empresa difundió un comunicado oficial en el que si bien reconoció que se halla involucrada en una reestructuración de pasivos y ofreció a sus proveedores herramientas de securitización para respaldar operaciones, también defendió la solidez de su patrimonio y subrayó que enfrenta la crisis con las mejores perspectivas para superarla.

Por otra parte, se supo que Bazar Avenida pidió también para sus empleados el beneficio de los REPRO, un programa a través del cual el Estado Nacional subsidia con 600 pesos los sueldos de los empleados. La respuesta positiva fue parcial: el Ministerio de Trabajo de la Nación sólo aprobó la ayuda para 50 empleados.

En un informe publicado la semana pasada, el portal de negocios rosarino Punto Biz se refirió a la situación de Bazar Avenida indicando que la empresa está llevando adelante un "el cierre programado de alrededor de 15 sucursales, entre las que se encuentran las de 25 de Mayo, Alto Avellaneda Shopping, Balcarce, Bragado, Pehuajó, Bahía Blanca, Montegrande II, Quilmes II, Bariloche, General Cabrera y 9 de Julio". Y menciona también a la sucursales de Confina (del mismo grupo) que ya cerraron: San Francisco, Monte Grande, Necochea, Neuquén, Olavarría, Rafaela II, Río IV, San Luis, Berazategui, Catamarca, Córdoba y Bahía Blanca I y II.

En otro orden, en el plano local trascendió que se están haciendo gestiones, en el más alto nivel, para que la ANSeS otorgue un préstamo de emergencia a la empresa, una especie de salvavidas que le daría el tiempo necesario para superar los problemas de flujo financiero que la misma empresa admitió que está padeciendo. En círculos empresarios se menciona que la empresa tiene varios cientos de millones de pesos en gestión de cobro, lo cual sería una de las razones por las cuales traspasó a otra sociedad del mismo grupo la cobranza de las deudas.

Comentá la nota