Se realizarán amplias inversiones en electrificación rural y caminos para mejorar la situación del campo

El fondo de financiamiento creado por el gobierno provincial para avanzar en las mejoras extra e intra prediales de los campos de los pequeños productores, no solamente alcanzará para pasturas, deslindes y aguadas, sino también para que dispongan de caminos y la electrificación rural.
Se explicó que los créditos disponibles a través de este fondo (de 30 millones de pesos, 15 millones de pesos aportados por Nación y otra cifra similar por Formosa) son a 10 años de plazo, con tres años de gracia (teniéndose en cuenta así el ciclo evolutivo de la producción) y a un interés fijo del 6%.

Justamente los recursos tienen como meta a que los pequeños productores puedan ejecutar trabajos extra e intra prediales, como ser de deslinde, alambrados, aguadas y 50 hectáreas de pasturas (así los ganaderos de la zona del bañado La Estrella tengan donde sobrellevar las épocas de crecida), aunque también y lo que marca lo amplio de su direccionamiento se prevén la ejecución de caminos y electrificación rural.

Mejoras viales

Justamente anticipó que estas mejoras de tipo vial y de un servicio fundamental como el eléctrico, de acuerdo a lo conversado por el gobernador Gildo Insfrán con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (cuando estuvo en octubre último en Laguna Yema), serán financiadas por el PROSAP (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales", perteneciente a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos.

La iniciativa inscribe en las políticas de fortalecimiento de la actividad productiva y desarrollo rural del gobierno y contribuye al incremento de la competitividad del sector agroalimentario, la generación del empleo y la reconstrucción del tejido productivo de las economías regionales.

De esta manera, canaliza la inversión pública para el mejoramiento de los servicios de la gente del campo, como en este caso de los pequeños productores a través de una amplia cartera de proyectos con fuerte impacto en cada familia.

De esta manera, los productores criollos y aborígenes, quienes en un número de medio millar, hace poco más de dos meses recibieron las adjudicaciones de los títulos de sus tierras, disponen también de esta herramienta financiera en condiciones sumamente favorables para "fortalecer la tarea de producir en su propia tierra y que allí puedan realizarse".

Comentá la nota