Hoy se realizará la primera reunión del nuevo directorio

Es por iniciativa de los representantes de la Provincia en la empresa. Definirán las autoridades y distintas cuestiones administrativas. En tanto, Alberto Taselli planteó la nulidad de la intervención.
Para esta tarde, a partir de las 18, está pautada la primera reunión del nuevo directorio de EDECAT, tras la intervención oficial en la empresa. La convocatoria surgió por iniciativa de los directores clase "A" de la firma, que son los cuatro funcionarios designados por la Provincia. El encuentro servirá para definir quién será el presidente del directorio y otras cuestiones vinculadas con la estructura gerencial y administrativa de la distribuidora de energía.

Según ya se había anticipado hace unos días, los tres directores restantes fueron formalmente notificados sobre el encuentro. Dos de ellos son los tenedores de las acciones clase "B" y el que queda figura en representación de los trabajadores, con las acciones clase "C". Una de las cuestiones que más urge a los directores nombrados por la Provincia es la definición de las firmas habilitadas para operar con las cuentas de la empresa.

El directorio deberá tomar algunas decisiones, por ejemplo, sobre la continuidad de los niveles directivos, que hasta el momento no fueron modificados. Esto podría derivar en la confirmación de los responsables de áreas o el desplazamiento a otras funciones.

Nulidad

En tanto, Alberto Taselli, en representación de IATE y con el patrocinio del abogado Jorge Díaz Martínez, planteó ayer formalmente la nulidad e inconstitucionalidad de la intervención a EDECAT, en un extenso escrito en el que solicita la revisión de lo actuado, advierte que, de lo contrario, se iniciará una demanda millonaria en contra del Estado y alude a la existencia de probables delitos penales cometidos por los involucrados en la disposición, incluidos los directores designados por el Gobierno.

IATE alega vicios en el procedimiento de ejecución de las acciones prendadas y en los actos administrativos que ordenaron la ejecución de la garantía prendaria e "incumplimientos primeros y esenciales del Estado concedente y usuario como justificación de cualquiera y todos los incumplimientos endilgados a EDECAT".

Sostiene que la garantía prendaria se ejecutó sin el correspondiente procedimiento previo, que no se le permitió a la empresa ejercer su derecho de defensa y que tampoco se cumplió con el procedimiento establecido en el acta acuerdo para los casos de incumplimiento de las partes.

A criterio de IATE, el Gobierno actuó "de mala fe, en el marco de una ya irrefrenable tendencia a violentar cualquier norma jurídica y moral que pudiera interponerse frente a sus caprichos".

En este sentido, denuncia que la intervención se sustenta en "sofismas y falacias" y que la designación y asunción de los directores-interventores por parte del Gobierno es inválida, por cuanto el Gobierno, como poseedor de los "derechos políticos" de las acciones clase A, debió haber promovido una asamblea de accionistas para allí desplazar a los directores de esas acciones y designar los nuevos. Esto no se hizo así, ya que los directores fueron designados por decreto, "al margen de la ley".

El expediente se tramitará en Fiscalía de Estado. De no haber respuesta del Gobierno en 90 días, IATE tendrá expedita la vía para acudir a la Corte de Justicia Provincial.

Rescisión

En la sesión de la Cámara de Senadores ingresó ayer un proyecto del senador Daniel Saadi (FV) por el que solicita al Poder Ejecutivo Provincial que declare la caducidad del contrato de concesión que liga a la provincia con la empresa EDECAT.

En la fundamentación, el legislador explica que la designación de los nuevos directores estaduales, en el marco de la intervención, no morigera los reiterados incumplimientos contractuales que tuvo la empresa. Además, indica que el decreto provincial Nº 2080 que determina el incumplimiento, "evidencia la ruptura de las relaciones entre la concesionaria EDECAT S.A. y el Estado provincial".

Comentá la nota