Se realizará este sábado la 36ª Marcha de la Esperanza

La tradicional peregrinación religiosa partirá a las 16 desde la Gruta de Lourdes. El lema elegido para este año es "Madre, a tu corazón confiamos la causa por la vida".
Organizada por el Obispado de Mar del Plata, se realizará este sábado la 36ª Marcha de la Esperanza, tradicional acontecimiento religioso de la Iglesia Católica que todos los años reúne a miles de fieles. Esta vez, en línea con la propuesta del obispo de rezar especialmente por la vida, se eligió como lema "Madre, a tu corazón confiamos la causa por la vida".

Como en ediciones precedentes, los participantes, que saldrán a las 16 de la Gruta de Lourdes (Magallanes 4.050), caminarán por las calles de la ciudad y realizarán paradas en las Parroquias San Antonio, Jesús Obrero, San José y Asunción de la Santísima Virgen, para concluir a las puertas de la Iglesia Catedral adonde el Obispo, Monseñor Juan Alberto Puiggari, tras presidir una misa, dará inicio al Año Diocesano de la Familia.

En nuestra ciudad, la Marcha de la Esperanza es considerada como la mayor expresión pública de religiosidad popular y de devoción a la Virgen María; además de integrantes de las parroquias, movimientos y colegios católicos participan quienes se suman para manifestar su fe, rezar con la Virgen en el peregrinar o bien agradecer y pedir por alguna intención especial. También personas de buena voluntad que año tras año encuentran en la marcha un espacio que les permite manifestar en forma pacífica los deseos de cambio para la sociedad y para el mundo.

El vicario general de la Diócesis y presidente de la comisión organizadora, Monseñor Armando Ledesma, tras señalar que "no se suspende por lluvia" dijo "que la intención, es honrar a la Virgen ya que la marcha, que es muy linda y festiva, se hace siempre el sábado anterior al 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción; a su vez iniciamos el período del adviento cuyo signo es la esperanza". Agregó "la Diócesis, en base a una prioridad del obispo, este año trabajó mucho el tema de la vida, desde su concepción hasta su fin natural; el año próximo se hará lo propio con la familia".

Signos distintivos

A propósito de la tradicional peregrinación, el obispo diocesano, monseñor Juan Alberto Puiggari, expresó en una carta que "se trata de una verdadera manifestación de religiosidad popular en la que se destacan tres signos: en primer lugar, el caminar, que nos recuerda nuestra condición de peregrinos hacia la casa del Padre; en donde alcanzaremos la vida eterna; lo segundo es la oración, que a lo largo del camino tiene distintos matices: penitencial, de alabanza y de intercesión".

Tras expresar que "por los altoparlantes se escuchan la palabra de Dios, la música, los cánticos y las preces que van predisponiendo el corazón del peregrino para que la oración sea un diálogo de amor y amistad con aquel que sabemos que camina junto a nosotros, nos ama y nos da la vida en abundancia" afirmó que "el tercer signo es la fraternidad; caminamos juntos, hacemos la experiencia de que vivir es convivir, alentándonos mutuamente; la oración no sólo es diálogo con Dios sino también con los hermanos; qué bien nos hace saber que otros rezan con nosotros y muchas veces por nosotros", manifestó monseñor Puiggari.-

Comentá la nota