Realizan obra de impulsión de agua en zona norte Para los barrios Prado Español y Alto Verde

La misma va desde el pozo ubicado en Dámaso Valdés y San Juan hasta la cañería principal de los barrios Alto Verde y Prado Español, en la intersección de Dámaso Valdés y Urquiza. La obra garantizará una notable mejora tanto en el caudal como en la presión del servicio en estos barrios y en general de toda la zona norte.
En horas de la mañana de ayer el secretario de Obras y Servicios Públicos Emilio Racosevich junto al director de Obras Sanitarias Víctor Miranda y a la presidenta Vecinal de barrio Alto Verde Mirta Cevallos, se hicieron presentes en la intersección de las calles Dámaso Valdés y Urquiza, donde personal municipal se encuentra realizando una obra de cañería de impulsión. La misma va desde el pozo ubicado en Dámaso Valdés y San Juan hasta la cañería principal de los barrios Alto Verde y Prado Español, lo que garantizará una notable mejora tanto en el caudal como en la presión del servicio a estos barrios y en general de toda la zona norte.

"La idea es, como habíamos prometido el año pasado ante los problemas emergentes en lo que respecta al agua en barrio Alto Verde, poder asegurarle para este verano a toda la zona de Prado Español y Alto Verde un anillo de contención y que tengan un buen suministro de agua durante todo el verano", afirmó Racosevich.

En cuanto al funcionamiento de la obra, el funcionario detalló que se trata de un mecanismo de impulsión que trae el agua desde calle Belgrano. La obra contó con una inversión de aproximadamente 500.000 pesos extraídos del Fondo de Obra Pública que se incluyó en los impuestos municipales. "Pero el barrio Alto Verde es uno de los más críticos que han sufrido el problema de abastecimiento de agua", argumentó.

Sostuvo que el trabajo está prácticamente terminando y lo único que resta es la habilitación del suministro eléctrico por parte de la empresa EDEN.

Beneficios

Racosevich insistió en la importancia de una obra de este tipo "que viene a reforzar el servicio de suministro de agua, porque es una preocupación de los vecinos de esta zona y más cuando llega el verano".

Al ser consultado sobre la existencia en otras zonas de la ciudad de inconvenientes similares, recordó que junto al Director de Obras Sanitarias hicieron el año pasado un plan de contención en los cinco puntos más críticos "y los fuimos atacando". "Ya el verano pasado prácticamente no hubo problemas de suministro de agua, pudo haber habido una baja de presión momentánea o por problemas de corte de suministro de los tableros de EDEN o por falta de cableado. El verano pasado lo pasamos más o menos tranquilo y suponemos que este estará mucho mejor con todas las obras que hemos efectuado a lo largo de 2009. Sí es importante, y aprovecho para solicitarle a todos los vecinos, que reduzcan y moderen el consumo de agua porque San Nicolás tiene un consumo muy por encima de la media que consume una familia tipo", afirmó.

Otras obras

Sobre el avance y continuidad de obras anunciadas, el Secretario de Obras y Servicios Públicos declaró que respecto de la obra de ensanche y repavimentación del acceso Perón se culminó con el proceso de no objeción financiero de los fondos, con lo cual para fines del primer trimestre de 2010 se comenzaría con los trabajos, y afirmó que se otorgó la no objeción técnica para la pavimentación de Dámaso Valdés desde Avenida Arturo Illia hasta Avenida Álvarez. "Para nosotros es prioritario poder habilitar eso para empezar a diagramar el famoso tercer acceso para que tengamos un ingreso y egreso rápido de la gente de la Virgen y para comodidad de los vecinos de barrios Alto Verde y Santa Clara", declaró.

Además, próximamente se reiniciará la obra de cloacas en zona norte y se aseguró la construcción de las 273 viviendas del Plan de Radicación de Barrios en Emergencia.

"Es un cúmulo muy importante de obras", estimó, al tiempo que indicó que estuvieron activando otros medios de pago para seguir con obras basadas en fondos propios.

Iluminación

Con respecto a la iluminación pública en la ciudad, el funcionario manifestó que están llegando materiales y artefactos nuevos para mantenimiento y se está trabajando en la reconversión en varios barrios, más allá de los problemas puntuales ocasionados por las tormentas sobre el cableado de suministro eléctrico de EDEN.

Al ser consultado sobre los inconvenientes registrados en distintos barrios de zona norte que se encuentran sin alumbrado público, Racosevich indicó que "en Barrancas del Yaguarón y Av. Illia fue un problema del cableado de EDEN". "No fue un problema nuestro. Estamos permanentemente en contacto con la empresa para que habilite ese cableado y están estudiando si será subterráneo o aéreo", sostuvo.

Sobre el tema, el referente de EDEN Carlos Farías amplió lo sucedido al explicar que tras la última tormenta en Barrancas del Yaguarón se repuso un fusible en la noche del lunes restableciendo el servicio y "solamente faltan lámparas que debe reponer el Municipio". Mientras que sobre el alumbrado de Av. Illia declaró que se roban el cable por lo cual el problema aún persiste y se encuentran analizando los pasos a seguir con el Municipio.

Racosevich remarcó que el 30 por ciento de las luminarias que se deben arreglar son producto del vandalismo, que si los vecinos denunciaran estos hechos los problemas de iluminación disminuirían considerablemente.

Comentá la nota