Realizan fumigaciones en Quilmes por la aparición de casos de dengue

Quieren evitar que la enfermedad se propague. Así lo confirmó a C5N el secretario de Salud de Quilmes, Sergio Troiano, luego que una pareja proveniente de Charata, Chaco, importara la enfermedad. El ministro de Salud bonaerense confirmó la existencia de 16 casos de dengue "no autóctono" en el Conurbano. Crecen las críticas contra la ministra de Salud y el gobernador Capitanich
La fumigación se realiza en la zona donde vivía la pareja, en la intersección de las calles Islas Malvinas y Urquiza, Quilmes.

En la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires los casos detectados son "importados", es decir que sus portadores la contrajeron en zonas de transmisión. Aún así el temible Aedes Aegypti está presente. El temor es que alguna de las personas que importaron la enfermedad, vuelvan a ser nuevamente picadas por mosquitos que diseminen el mal en la provincia.

Lilian Ibañez es la mamá de uno de los infectados. Contó que una de las nenas, que había visitado Charata, comenzó a levantar fiebre hace dos días. De inmediato la llevaron hasta el hospital donde le realizaron los estudios y determinaron que tenía los síntomas de la enfermedad. Quedó inmediatamente internada.

Por su parte, Francisco Gutiérrez, intendente de Quilmes, dijo en C5N que se uso en marcha un gran operativo de prevención e información a través de la Secretaría de Salud provincial. La misma incluyó la fumigación de las ocho manzanas al domicilio donde se registraron los casos de dengue en Quilmes.

En un cocktail que incluye la falta de agua, la pobreza y la desidia de las autoridades de Salud a nivel nacional, el dengue encontró en el norte de nuestro país el ambiente propicio para propagarse con rapidez.

Pero ahora el alerta sanitario creció debido a que se confirmaron 16 casos de la enfermedad en el Gran Buenos Aires, en el populoso anillo del Conurbano bonaerense que rodea a la Ciudad de Buenos Aires.

Así lo confirmó el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, en diálogo con C5N al agregar que "las personas damnificadas ya están siendo atendidas y se encuentran fuera de peligro".

Zin se refirió a que los distritos bonaerenses donde se registraron los casos de la enfermedad son Tigre, San Fernando y Quilmes, entre otros.

Por su parte, el jefe de guardia del hospital Isidoro Iriarte, Carlos Silvay, aseguró en C5N que estos dos casos son "importados" al advertir sobre la procedencia de la pareja infectada, oriunda del Chaco.

"Claramente los pacientes internados tienen todos los síntomas del dengue" señaló Silvay para luego agregar que los pacientes están "aislados".

"Efecto Bolivia"

Consultada por la situación la titular del Ministerio de Salud Nacional, Graciela Ocaña, habló de un "efecto Bolivia", culpó a las anteriores autoridades y defendió la gestión de su cartera en la materia.

Aunque la funcionaria afirmó que ya comenzó a bajar "el nivel de infectación", los datos extraoficiales de la localidad de Charata en el Chaco, por los que el 40 por ciento de su población (que ronda los 30 mil habitantes) tiene o tuvo la enfermedad, la desmienten.

Según datos oficiales el dengue llegó desde Bolivia -donde la epidemia afecta actualmente a más de 50 mil personas- y en nuestro país comenzó a propagarse por el norte a finales del año pasado.

Desde la localidad de Salvador Mazza en la provincia de Salta fue bajando por la Ruta Nacional 34 y logró llegar a Jujuy y Tucumán; y a través del la ruta 16, de intenso tránsito que comunica al noroeste con el noreste del país, arribó al Chaco.

A su vez, el mosquito transmisor del dengue superó las previsiones y logró adaptarse a un medio que le era supuestamente hóstil como la Provincia de Catamarca, que no estaba incluída en los mapas de riesgo debido a su clima seco.

La enfermedad del dengue puede llevar a la muerte en su variante hemorrágica y al no haber vacuna la única forma de combatirla es la prevención a través de la concientización de la sociedad.

Comentá la nota