Realizan una campaña ecológica.

Bajo la consigna “La basura vuelve a casa” vecinos de esta localidad junto a Defensa Civil Provincial y el Municipio realizaron ayer una campaña ecológica.
Plottier > Bajo la consigna “La basura vuelve a casa” vecinos de esta localidad junto a Defensa Civil Provincial y el Municipio realizaron ayer una campaña ecológica. En la intersección de la Ruta Nacional 22 y Avenida Riavitz repartieron bolsas de residuos diseñadas para vehículos a todos los conductores que transitaban por la zona.

Desde hace poco más de un año Graciela Ynsulza, una vecina de la localidad, inició lo que se podría denominar una cruzada personal contra la basura. Con el correr del tiempo distintas personas se fueron sumando a la convocatoria.

“Todo comenzó una tarde cuando fui al río y vi todos los desechos tirados. Llamé a un grupo de amigos solicitamos colaboración al Municipio y comenzamos a limpiar el camping de la Herradura”, explicó.

A lo largo del 2008 realizó acciones similares en distintos puntos de la localidad. Hace pocas semanas atrás junto a un grupo de vecinos de China Muerta recolectaron los desperdicios que se encontraban a la orilla del río.

“Lo que queremos es que la gente tome conciencia que no debe tirar la basura en cualquier lado. En realidad, la educación viene de casa pero si no está se tiene que ayudar”, señaló Ynsulza. En esta oportunidad la convocatoria apunta a evitar que los conductores tiren los desechos por las ventanillas, ensuciando el espacio lindero a la cinta asfáltica. Por tal motivo, se repartieron durante la mañana de ayer mil bolsas de residuos diseñadas para autos a todos los conductores que transitaban por la multitrocha.

Colaboraron con la campaña Defensa Civil Provincial que aportó personal y las bolsas, mientras que el Municipio local contribuyó con cartelería.

“La idea es continuar apoyando las iniciativas a favor del cuidado del medio ambiente que nos presente la gente a lo largo del año”, aseguró Claudio Domínguez, director de Defensa Civil Provincial.

Comentá la nota