Realismo positivo u optimismo naif

El ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, sostuvo ayer que "el clima económico en la Provincia es de gran optimismo", y lo vinculó al "alto nivel de recaudación tributaria que se registró en diciembre del año pasado y en esta primera quincena de 2010".
Pero aclaró que ese optimismo hay que interpretarlo como "realismo positivo" y no como "un optimismo naif". En ese sentido, fundamentó que "en lo que va de enero hemos superado en más de 10% nuestra proyección presupuestaria de recaudación propia para este mes".

Además, mencionó asimismo el "boom turístico" en la Costa Atlántica, que implica una "reactivación" del área de turismo bonaerense, y la plena ocupación hotelera, "que demuestra que la gente tiene una buena expectativa sobre este año y está apostando a nuestros lugares para veranear".

Tras ponderar la "reactivación de empresas metalúrgicas, siderurgia, autopartes y automotrices en general", Arlía resaltó las perspectivas en materia agropecuaria. La cosecha de maíz, sostuvo, "va a subir de 3,6 a 7,4 millones de toneladas", y la de soja crecerá de "6,7 a 14 millones de toneladas".

Todo lo cual, evaluó el ministro, significa "un alto nivel de actividad económica, que esperamos que ronde un crecimiento anual de 5%".

Comentá la nota