Se realinean las fuerzas en la segunda unidad electoral más grande del país. Las grandes batallas de la Primera Sección Electoral

Es la región del conurbano donde más peso tienen las distintas fuerzas opositoras.
La madre de todas las trifulcas, ya que no se puede hablar de grandes gestas épicas, a veces parecen peleas de gallinero, es la que se dará en la elección de los senadores provinciales, de los cuales se renuevan ocho, los que hoy son monocolor, todos del PJ.

Si los encuestadores tienen razón, hoy entrarían cuatro por el PJ, dos por Unión Pro y uno por el Acuerdo Cívico y Social, por lo cual el último a entrar se estaría definiendo contando los votos con los dedos.

Cuando pasamos de los números a las letras, se complica el estofado, quien encabeza la boleta del FJV, la ministra de infraestructura de Scioli Cristina Alvarez Rodríguez, difícilmente asuma, lo que permitiría la reelección del Pilarense José Molina, uno de los pesos pesados de la actual conformación de la Cámara Alta. La bancada justicialista quedaría compuesta por Raúl Torres, hombre de Hugo Curto que va por un nuevo mandato, como Roque Cariglino, hermano del poderoso intendente de Malvinas Argentinas. La nueva figura sería María Azucena Ehcosor, esposa del intendente de Hurlingham Luis Acuña, y el "negro" Molina, hombre de Zúccaro pero con vuelo propio.

Por Unión Pro estarían ingresando D´onofrio y Asseff, el segundo, vecino de Moreno, es un fiel soldado de Mauricio Macri, pero el primero, sanisidrense, tiene estrechas vinculaciones con Cariglino y es quien ha armado las colectoras que ¿votarán? Por De Narváez de la mano de algunos intendentes, caso Sandro Guzmán en Escobar.

Por el ACyS quien ocuparía la banca es Roberto Costa, hombre de Posse, quien en sus pagos de Escobar viene batallando cuerpo a cuerpo para desplazar al Pattismo como opción opositora. Para las aspiraciones del "Cholito" con respecto al 2011 y el sillón de dardo Rocha, Costa resulta un oficial de estado mayor.

¿Para quien será la banca número ocho?

Más arriba decíamos —Si los encuestadores tienen razón— Hay que recordar que en el 2007 cuatro grandes empresas del ramo vaticinaron segunda vuelta en la presidencial, CFK le sacó como veinte puntos a E"L"C. Y también se podrían recordar los grandes bochornos de Pinky adjudicándose antes de tiempo un triunfo en La Matanza que nunca se dio, y otro peor con la frustrada Graciela Fernández Meijide, que descorchó el espumante cuando en realidad elque había ganado, y de poco nos sirvió, fue Carlos Ruckauff.

Comentá la nota