Realidades y números contra el viejo guitarreo.

Por Gerardo Gómez Muñoz.

Regodeándose tardíamente en su otrora exitoso estilo zumbón, el "Ruso" Katz hablaba hace pocos días, de las penurias que soportará el jefe comunal cuando según su profecía comiencen a no llegarle "los fondos de arriba".

Una verdadera catástrofe para quienes como él desquiciaba la administración aguardando que su entrega política a cambio de posiciones personales, mereciera también que todos sus huecos fueran tapados una y otra vez. Gustavo Pulti, en cambio, mostró casi al mismo tiempo los elementos característicos de una gestión cabal que está por encima de las contingencias personales y partidarias. Tras una recorrida de más de cuatro horas con los responsables de las áreas de obras públicas, servicios y prestaciones en general, tomó cuenta detallada de la marcha de los trabajos comprometidos y en realización como de las demoras e incumplimientos. Se ajustaron al momento los tiempos y obligaciones para que la gente no sea defraudada.

Un ejemplo, el Asilo

Así al mismo tiempo, rodeado del secretario de Desarrollo Social Fernando Gauna, del responsable del ex Emvisur ingeniero Manuel Regidor y de la directora de la Tercera Edad Paula Mantero revelaba la verdadera transformación que se está operando, al costo de un millón de pesos, del Asilo Municipal de Ancianos. Allí se atendían (algún eufemismo hay que usar) 135 ancianos en medio muchas veces de la incuria y de la irresponsabilidad por el estado deplorable del edificio y de los servicios prestados. Este, de acuerdo a la inversión realizada fue puesto a punto y avanzan otras refacciones y reformas. Pero lo más importante surge de la simple gestión que sin costos más que de la ocupación y de la preocupación de los responsables ha significado que de 135 ancianos hoy sólo haya 90 allí instalados. Eso porque con las cuotas aportadas por las comisiones asesoras se logró la jubilación de 45 ancianos, luego se los asoció al PAMI, algunos se encuentran en geriátricos privados, se les gestionó subsidios y muchos hoy pueden alquilar.

Como puntualizó Paula Mantero "podemos decir que estas acciones implican el trabajo por dignificar la vejez". Y para que todo quede claro y Katz responda por lo que le corresponde, concluyó: "tener una institución de estas características y no haberse ocupado de ella en tanto tiempo es el reflejo del lugar que ocupaba la tercera edad en la agenda política de otras gestiones", municipales obviamente. No todo es cuestión de recibir "plata de arriba" como consideró el ex intendente que sigue creyendo que eso es lo importante.

Apriete fallido

En realidad hubo uno que falló, el otro más que apriete fue ubicar en el marco de la presión legal y política un nuevo y desaforado intento de sacar ventajas sectoriales. Pero fue certera la intervención del secretario de Gobierno Ariel Ciano amenazando con todas las sanciones, incluida la pérdida de las concesiones, a los transportistas que levantaran el servicio urbano en horario nocturno alegando crisis. No menos encomiable fue la postura del Concejo Deliberante apoyando al Departamento Ejecutivo en la firme decisión de sancionar drásticamente. Una somera reseña hecha llegar por el concejal kirchnerista ingeniero Carlos Filippini revela la impertinencia del reclamo de los empresarios del transporte, prestos a llorar pérdidas cuya certeza nunca se asientan en números precisos. Pero Filippini, en cambio aporta cifras que sorprenden. En marzo del 2009 los transportistas recibieron subsidios por 3.227.075 pesos, nada menos que un 30,83 por ciento más que en marzo de 2008. Pero lo recibido en abril de 2009 fue 4.221.972 pesos contra 2.502.471 pesos, nada menos que un apabullante 68 por ciento más para este año. Si a ese detallito se suma el aumento de casi el 15 por ciento en las tarifas se redondea un ingreso de 17 millones de pesos. El concejal, respetado por la seriedad de sus aportes en el HCD estima consecuentemente que la suma por subsidios y aumento de tarifas llega este año a probables 67 millones de pesos.

Se despide con una perla "además, la diferencia entre el 0,40 del boleto estudiantil y el 1.60 que cuesta el boleto general no va a pérdida de los empresarios como algunos distraídamente suelen pretender que sea crea sino que es prorrateada entre todos los usuarios". Clarito, el boleto estudiantil tan meneado a la hora del llanto patronal, lo pagamos todos.

De espejos y garrochas

Sigue como se preveía el remanido tema de los 7 concejales de Pulti, de lo que puede alcanzar Basso y de la histeria radical ante la vigencia de las listas espejos por ellos mismos sostenida en otros distritos. El único que mantiene la calma es el intendente y su elenco de Acción Marplatense y la gente de la Acción Vecinal Marplatense. Sus números son incontrastables como los pronunciamientos de la Justicia. Y están dispuestos a defender con todos los recursos legítimos lo logrado en las urnas cualquiera sea el argumento o chicana leguleya como se asegura están preparando algunos radicales,especialmente del cobismo. Casualmente en Mendoza tierra de Cobos se estaba intentando impedir la suma de listas espejo que posibilitaron la elección de dos senadores provinciales del justicialismo.

En cuanto a la garrocha se rumorea que un concejal antes radical, luego kirchnerista, de paso socialista, pero cada vez más cercano a la vuelta al radicalismo, pero cobista, tiene escondida en su despacho una garrocha. Su adversión, pese a anteriores acercamientos, hacia el intendente municipal, lo ha estado poniendo ya al alcance de los popes del pasado "radicalismo K", cada vez más envenenados contra Gustavo Pulti. Ya habría habido reuniones en la zona de Alem donde entusiastas hablan de "bajarle dos concejales, aunque sea sumando para Basso y luego ya estamos otra vez a tiro de la intendencia". Con la garrocha a mano en cualquier momento aparece del otro lado del muro...

Comentá la nota