"La realidad superó a la ficción:creo que hicimos el partido perfecto"

Eufórico, Maradona elogió a sus jugadores y agradeció el recibimiento de la gente; "es el equipo ideal y todos quieren estar", dijo el técnico
El Monumental surge como el escenario propicio cada vez que el fútbol les abre las puertas a los grandes acontecimientos. Testigo de hazañas y epopeyas, el estadio de River albergó el bautismo eliminatorio de Maradona al frente del seleccionado nacional, en otra nítida señal del encanto eterno que une a Diego con la camiseta celeste y blanca.

La gente se enroló entusiasmada detrás del equipo y le cumplió el deseo a Maradona de hacer explotar el Monumental. Anidado bajo el escudo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el público recuperó el sentido de pertenencia con el seleccionado, se identificó con el entrenador y sus jugadores, salvo algunas desavenencias fastidiosas que brotaron desde diferentes sectores de la tribuna ante la aparición de Juan Sebastián Verón, en el segundo tiempo.

Ovacionado en varios tramos del partido, Maradona sólo se despojó del nerviosismo cerca del final. Recién entonces, el DT comenzó con las indicaciones, a veces frenético y quejoso, pero congratuló con un abrazo a cada uno de sus jugadores. Se fue feliz, agradecido tanto con el equipo como con la gente. Eufórico. Sonriente.

"Este equipo quiere cada vez más. Hay que ajustar detalles, pero es más fácil mejorar después de este resultado. Esta vez la realidad superó a la ficción: creo que hicimos el partido perfecto", se entusiasmó Maradona ante la primera consulta.

No ahorró palabras cuando le tocó opinar sobre los rendimientos individuales. Endulzó de elogios a todos. "Mascherano y Messi se llevaron el podio, pero jugaron muy bien Angeleri, el Gringo [por Heinze], Gago... todos. Carrizo también la rompió. Le llegaron tres veces y respondió siempre con seguridad. El equipo fue la figura. Tengo el equipo ideal y todos los muchachos quieren estar, hay contagio, energía y buena predisposición. Estoy orgulloso de todos", dijo.

Maradona encarnó al técnico cuando observó con lupa el desempeño global del seleccionado. "Fuimos un equipo ordenado, tuvimos muchas pelotas de gol, creadas por los chiquititos. No sé quiénes son los que me piden a los grandotes. Tal vez quieren que tiremos centros. Los chiquititos jugaron muy bien, son explosivos y les gusta perforar a las defensas", comentó en referencia a Messi, Tevez y Agüero.

El entrenador también le dedicó un párrafo a Venezuela, el rival. "Han mejorado mucho, ya no es como antes que daban ventajas. Les marcamos en los momentos justos", analizó.

En una sala de prensa atestada, ávida de conocer las sensaciones de Maradona en el día de su presentación ante el público argentino, Diego paseó su buen ánimo y desparramó su alegría al nombrar varias veces a Benajmín, su nieto, el hijo de Gianinna y el Kun Agüero. "Soy un abuelo al que se le cae la baba. Fue hermoso verlo en la cancha, con la camiseta". Más motivos para una tarde especial.

El contexto de un estadio que hirvió de entusiasmo no confundió a Maradona. "Al Monumental hay que saberlo controlar. Si le das buen juego puede ser un infierno. Cuando calentamos motores el equipo se soltó y pudo encarar, y terminamos jugando muy bien al fútbol", señaló Diego.

El magnetismo de Maradona pobló el Monumental. Lo dijo Diego: su vida soltó amarras con la ficción y comenzó a vivir en la realidad, ahora a cargo del seleccionado nacional, bien cerca de la camiseta que siempre priorizó, con su "equipo ideal" y la esperanza de volver a ser campeón mundial.

* El DT de Venezuela felicitó a Diego y piensa en el futuro

César Farías no pudo ser ajeno a la fiesta que fue el Monumental para recibir a Maradona. "No me queda otra cosa que felicitarlo. Ojalá que le vaya bien, se lo merece", dijo el DT venezolano. Sobre la caída, Farías sostuvo: "Era un partido perdible en los planes. Nosotros debemos hacernos fuertes en casa y vencer a Colombia si queremos soñar con ir al Mundial".

Dixit

"Fue lindo ganar así, con la gente y el recibimiento a Diego. Lástima que no voy a poder estar en Bolivia."

Jonás Gutierrez

"Hasta el primer gol nos costó. Pero hay que estar contentos por la actitud y la velocidad que agregamos."

Javier Mascherano

"Terminé bien, sólo con una ampolla en el pie. Con el primer gol se abrió el partido y pudimos marcar."

Sergio Agüero

"Fue una suerte haberles regalado a la gente y a Diego este partido. Fuimos sólidos y lujosos."

Maxi Rodriguez

Comentá la nota