La realidad provincial fue analizada por Peralta y Romanín

"Compartir algunas noticias y hablar de la realidad que nos toca vivir en este tiempo", así definió el motivo de la visita el obispo. Lo acontecido en Las Heras, en Puerto Deseado y en otros puntos de la provincia fue motivo de análisis. También el próximo viaje del prelado a las Malvinas, acompañando a los familiares de los caídos.
Daniel Peralta recibió ayer en su despacho la visita del obispo diocesano Juan Carlos Romanín.

Tras el encuentro, el obispo comentó que el motivo de la visita que solicitó al primer mandatario provincial fue para "compartir algunas noticias y hablar de la realidad que nos toca vivir en este tiempo" y en este contexto, adelantó "particularmente el viaje que voy a hacer a las Islas Malvinas acompañando a los familiares de los caídos en la guerra, en este primer viaje que se hace el 3 de octubre, donde va a viajar la mamá de José Honorio Ortega. Entonces, lo vine a invitar al gobernador también, porque vamos a tener aquí en Río Gallegos, algún momento donde vamos a poder estar juntos".

Asimismo, el obispo precisó: "hablamos después algunas realidades concretas que nos tocaron vivir en este tiempo, ya sea en Las Heras, en Puerto Deseado y en otros lugares de la provincia donde hemos consensuado criterios como para poder seguir ayudándonos en todo esto", agregando "y algunas cosas puntuales, como por ejemplo la próxima peregrinación a Güer Aike, donde nos tenemos que poner de acuerdo con algunos servicios para poder prestar, ya sabemos que, de las peregrinaciones, es la más grande que tenemos en Río Gallegos".

Por otra parte, Romanín hizo referencia a su reciente viaje a Río Negro, al señalar: "estuve en un Encuentro Patagónico de las Pastorales Sociales, estuvimos todos los obispos con mucha gente, se ha tratado el tema del agua, la tierra y la vivienda; temas muy importantes, incluso con el obispo de Aysén -Chile-, él estuvo trabajando sobre este tema tan importante y antes, estuve en Puerto Deseado, Jaramillo y anteriormente, en Puerto Santa Cruz, en Fitz Roy y Caleta Olivia".

Finalmente, el obispo anticipó: "mañana salgo para Tierra del Fuego. En Ushuaia se celebran las fiestas patronales, en Tolhuin tengo encuentro con los catequistas y de Cáritas, además de otras reuniones en ambos lugares y en Río Grande tengo confirmaciones, sólo que en Río Grande esta vez se va a sumar, Dios quiera que no, pero es el primer año de la desaparición de Sofía Herrera, ya con familia estuvimos conversando de poder estar juntos ese día, yo con la esperanza de que Sofía esté junto a nosotros celebrando la misa de acción de gracias ese día, y sino pidiendo para que aparezca lo antes posible. Esa es la realidad que a mí, intencionalmente, me hizo cambiar las fechas para estar con la comunidad de Río Grande ese día".

Comentá la nota