Realicó: el vice se defiende "pensé que nos asaltaban"

El concejal José Alvarez, uno de los detenidos por infringir la ley de Juegos de Azar, cuestionó a la policía porque, aseguró, irrumpió a "punta de pistola". El torneo de cartas estaba habilitado por el intendente local.
(General Pico) El viceintendente de Realicó, José Alvarez, reconoció ayer que cometió una "falta contravencional", pero no "un delito" el sábado en el club de Hilario Lagos, donde la policía desbarató una noche de juego clandestino y lo detuvo, junto a otras personas, por infracción a la ley provincial de Juegos de Azar.

"Es una falta contravencional; no es delito ni tiene pena, sólo la aplicación de una multa", dijo el funcionario ayer, en declaraciones formuladas a Radio Noticias. "Somos un grupo de aficionados de jugar al poker y no soy un ludópata", aclaró.

Alvarez explicó que él junto a otras personas participaban de una reunión en beneficio del Club Social, que está al lado del club Aguas Buenas. "Reconozco que puede ser una falta a la ley de juegos, pero no somos delincuentes", añadió.

El edil cuestionó en duros términos el procedimiento policial y la forma en que irrumpieron en lugar las fuerzas de seguridad. "Donde estábamos no era un lugar clandestino y no estábamos escondidos", indicó el funcionario, que calificó de "violento" el operativo policial.

El concejal aseguró que los efectivos ingresaron a "punta de pistola" y que en un principio pensó que los estaban asaltando. Además, confirmó que el sitio está habilitado por el intendente local para desarrollar un torneo de poker y que la policía no secuestró dinero, aunque las fichas que estaban en la mesa sí tenían valor en plata.

Alvarez reveló que uno de los policías al entrar al salón con un arma en la mano se resbaló y casi se cae. ¿Qué hubiera pasado si ese policía se caía y se le escapaba un tiro?, se preguntó el concejal, que desde el viernes debe reemplazar al intendente Facundo Sola al frente del Ejecutivo municipal realiquense.

Sorpresivo.

El sábado unas treinta personas fueron detenidas en una acción desplegada por integrantes de la Brigada de Investigaciones, el Grupo Especial de Operaciones y policías locales, en el interior del Club Social de la localidad de Hilario Lagos. Allí se desbarató una noche de juego clandestino de la que participaban personas llegadas desde distintas localidades del norte pampeano, entre ellas Realicó y General Pico.

El operativo, que se había iniciado minutos antes de la medianoche y se extendió por cinco horas, respondió a las directivas emanadas de la Jefatura de la UR-II a cargo del comisario mayor Fabio Caimari. Con apoyo del personal de la comisaría de la localidad, los efectivos policiales ingresaron a las dependencias del Club Aguas Buenas, que se encontraban abiertas al público, por lo tanto no necesitaron de ninguna orden judicial para ingresar.

Allí, los uniformados provinciales detectaron que había treinta personas en su interior, en infracción a la Ley Provincial 408 de Juegos de Azar, realizando jugadas con mazos de cartas y fichas de juegos en tres mesas diferentes. Se procedió al secuestro de las tres mesas redondas utilizadas para el juego, unas 600 fichas utilizadas, cinco mazos de cartas de poker y dados.

Todos los infractores fueron trasladados a la Comisaría de Hilario Lagos y previo llenar recaudos legales fueron notificados en libertad a disposición de Oscar De Marco, el juez subrogante a cargo del Juzgado Penal 3, secretaría de Maximiliano Boga Doyhenard.

Una fuente judicial aseguró ayer que se espera por las actuaciones confeccionadas por la policía, pero que no existía ningún tipo de delito penal. Inclusive, los implicados podrán prestar sus declaraciones en sede policial.

Comentá la nota