Reajustan el Presupuesto 2010 y prevén déficit de casi $ 2.000 millones

Reajustan el Presupuesto 2010 y prevén déficit de casi $ 2.000 millones
Las partidas fueron incluidas en Obligaciones a cargo del Tesoro. Serían para girar fondos a Nucleoléctrica Argentina. Convierten superávit en déficit
A tan sólo 25 días de haber comenzado el 2010, el jefe de Gabinete ya hizo uso de sus facultades para modificar las partidas presupuestarias. Curiosamente, mediante una decisión administrativa publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, el Gobierno incrementó en $ 2.500 millones las autorizaciones para gastos y, de esa forma, transformó el resultado financiero en deficitario.

Aun con las sospechas que pesaron sobre él, el proyecto de Presupuesto 2010 aprobado en septiembre pasado por el Congreso contemplaba un superávit primario de $ 28.606 millones –2,2% del PBI– e incluso un resultado financiero –después del pago de los servicios de la deuda– positivo de $ 621 millones. A través de la nueva norma, las partidas previstas para la jurisdicción Obligaciones a Cargo del Tesoro se incrementaron en $ 2.500 millones, por lo que ahora tendrá para gastar 21.472,1 millones y las erogaciones totales previstas ascendieron a $ 275.779,7 millones, de acuerdo con un trabajo de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (Asap).

"Esta reasignación implica una reducción de $ 2.500 millones del resultado financiero previsto en el artículo 4º" de la ley de Presupuesto 2010, comunicó la entidad en su parte de prensa, por lo que luego de pagar los intereses, el Fisco tendrá un déficit de $ 1.879 millones. Esta cifra podría incrementarse si el Gobierno consigue el financiamiento para realizar el ambicioso plan de obra pública previsto en el Presupuesto, que no fue incluido como parte del gasto.

El documento de Asap infiere que esos fondos adicionales serán para cubrir aportes no reintegrables del Estado nacional a Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima (NASA). Esa empresa es la que lleva adelante el millonario proyecto de la central nuclear Atucha II, que el Gobierno prevé terminar hacia fin de año. Es por eso que se prevé necesitarán de mayores partidas.

Agricultura, más perjudicada

Por otra parte, la decisión administrativa 2/10 también comprende las asignaciones derivadas de la modificación de la Ley de Ministerios –aprobada en octubre pasado–, a partir del cual fueron creados el Ministerio de Agricultura y el de Industria y Turismo, en reemplazo del hasta entonces Ministerio de Producción. En el caso de la cartera que tiene a su cargo Julián Domínguez, dispone para gastar este año de $ 5.168 millones, contra $ 6.342,4 millones de crédito vigente con el que terminó el 2009, es decir que contará, en principio, con 19% menos.

El Ministerio que conduce Débora Giorgi, en tanto, tendrá 25% más de fondos para gastar que lo que tuvo el año pasado, cuando de $ 1193,8 millones de crédito inicial terminó con apenas $ 885,3 millones.

Si se realiza la comparación del Presupuesto 2009, la mayoría de las carteras terminaron el año con incrementos en sus autorizaciones para gastar, aunque no ejecutaron todo el crédito que disponían. Al 20 de diciembre –hasta donde hay información–, el nivel de ejecución promedio de la administración nacional rondaba el 85%. Pero si se analiza la diferencia entre los créditos vigentes de 2009 y los previstos para 2010, son varios los ministerios que sufrirán una merma en el nivel de partidas.

Además de Agricultura, también está previsto que gasten menos los ministerios del Interior (23%); de Planificación Federal (9%); de Salud (6%) y los servicios de la deuda (7%).

Comentá la nota