Reactivar la obra pública

Mientras consonantemente los integrantes del gabinete municipal reconocen que comienzan a percibirse los primeros signos de retracción en diferentes actividades productivas y de servicios en Puerto Madryn, encabezados incluso por el jefe comunal Carlos Eliceche, el Gobierno de la Provincia nuevamente destinó millonarias inversiones a la ciudad para intentar sostener algunos puestos de trabajo del sector de la construcción, como una de las actividades motoras de la economía.
El Intendente volvió a insistir, durante la mañana de ayer, en que "se empiezan a sentir efectos de la crisis, pues había gente que tenía solucionado una cuestión vital como lo es el trabajo, pero a partir de lo que sucede se han reducido esas fuentes y repercute en la comunidad".

Por la tarde, al recibir remesas de más de tres millones de pesos provenientes del Gobierno Provincial, destinados a reactivar la obra pública en espacios públicos y verdes, Eliceche agradeció al gobierno por el permanente acompañamiento y memoró las necesidades que tenía hace cinco años la ciudad. Recordó la falta de agua y subrayó "la construcción del acueducto". Se refirió también a la falta de viviendas, tras lo cual destacó que "en poco más de cinco años se construyeron más de 1000 viviendas" en Madryn, a lo que sumó los mejoramientos de todos los barrios.

Nuevo programa

Previamente, el mandatario municipal había reconocido que desde sus secretarías analizan el desarrollo y ejecución de un programa que permita llegar con asistencias en obras a familias que no consiguieron finalizar con su vivienda propia, y que funcionará a partir de fondos aportados por la comuna.

Si bien la aplicación de importantes planes federales de viviendas, Programas de Mejoramiento Barrial (Promeba) y de Mejoramiento de Viviendas (Promnevi) "lamentablemente no todos quienes necesitaban alguna ayuda para poder terminar su vivienda propia fueron alcanzados por esos programas. No alcanzan para toda la comunidad".

"También se produjeron casos en que las familias no reunían oportunamente todos los requisitos para ser incluidos en esos sistemas, por lo que se comenzó a analizar desde el Municipio la posibilidad de contemplar algún plan de ayuda para aquellas personas que a partir de la difícil situación económica y de desempleo que comenzó a percibirse, no pudieron terminar con la construcción de su vivienda propia. Muchos de ellos estaban avanzados pero les faltó la última etapa, como puede ser una abertura, completar el baño o algunas chapas para completar el techo. Desde ese aspecto -siguió el Intendente-, como ya se realizó en algunas anteriores oportunidades, pero quizá con el apoyo en materiales de construcción se podrían aplicar en soluciones definitivas para esas familias".

Comentá la nota