Reactivan causa contra la obra social de camioneros

Reactivan causa contra la obra social de camioneros
Bonadío busca pruebas del desvío de fondos aportados a la obra social de camioneros para la atención de enfermos de cáncer, HIV y hemofilia.
Las irregularidades en la entrega de subsidios del Estado a las obras sociales para los medicamentos de tratamientos de alta complejidad puede arrastrar también al hombre más poderoso del gremialismo, Hugo Moyano. El juez Claudio Bonadío avanza en una investigación que sigue la ruta del dinero que la Administración de Programas Especiales (APE) le entregó a la obra social del sindicato de choferes de camiones como reintegro por tratamientos contra el cáncer, HIV y hemofilia. La sospecha es que se desviaron esos fondos para pagar medicación de pacientes inexistentes.

Se trataría de un sistema similar al que está persiguiendo el juez Norberto Oyarbide y que se hizo conocido como la "mafia de los medicamentos". En este caso, la denuncia la hizo un enemigo de Moyano, Juan Pablo "Pata" Medina, de la UOCRA, en 2006.

El año pasado Bonadío allanó la APE buscando los expedientes a través de los cuales el organismo reintegraba a las obras sociales el dinero de estos costosos medicamentos. Según fuentes judiciales, se secuestró documentación que demostraría irregularidades en muchas de esas rendiciones. Esta situación fue denunciada por la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, quien modificó la forma de justificar el reparto de ese dinero.

En el medio, se fueron abriendo varios expedientes en la justicia federal que recorren la ruta que va desde la compra del remedio hasta la droguería por parte de la obra social hasta la APE. En estos procedimientos se cruzan nombres, droguerías y operatorias similares. La de Bonadío es la primera causa que involucra directamente a Moyano.

En el marco de esta investigación, el juez le pidió al Ministerio de Salud que envíe el detalle del dinero distribuido por la APE entre 2003 y 2006, y citó a declarar al actual encargado de administrar los fondos del APE, Hugo Sola.

La ronda de testimoniales seguirá el miércoles con Juan Rinaldi, ex gerente del organismo y ex superintendente de Servicios de Salud. El viernes le tocará el turno a otro ex titular de "la Super" y recaudador de las campañas kirchneristas, Héctor Capaccioli. El ex funcionario fue corrido de su puesto en noviembre del año pasado después de que aparecieran como aportantes sociedades vinculadas con las víctimas del triple crimen de General Rodríguez como Baires Med y Unifarma.

En la rendición de donantes del Frente para la Victoria hay otras droguerías relacionadas con las sociedades de los empresarios muertos. Un caso es Droguería Urbana SA que aportó 310 mil pesos a la fórmula Cristina Kirchner-Julio Cobos. En su directorio aparece Marcos Daniel Hendler, un hombre que se repite llamativamente en el entramado de estos negocios. Baires Med, de Forza y Droguería Urbana, de Hendler también están siendo investigadas por el juez Oyarbide en la megacausa de los medicamentos. La Droguería Urbana es, también, la principal proveedora de la obra social de Moyano. Gran parte de los millones que salieron de la Administración de Programas Especiales para financiar los medicamentos de alta complejidad fueron a parar a esta droguería. La sospecha es que no todos esos tratamientos realmente existieron.

Comentá la nota