Reactivan la alerta por el dengue: habrá análisis más rápidos y nuevos operativos

El ministro de Salud de la provincia, Luis César Martínez, dijo que "se están haciendo los controles para que no se propague el dengue y la alerta epidemiológica está funcionando bien".
Luego de realizar el control de foco en Monte Quemado tras confirmarse dos casos positivos, las autoridades se preparan para dar la parte más dura de la batalla, con una aceitada estrategia en el marco de la alerta sanitaria.

"La semana pasada se hicieron varios operativos en la capital – dijo el ministro Martínez – la que viene estaremos en Los Lagos y Borges".

Aunque este año los casos positivos se presentaron casi dos meses antes que en 2009, desde el Ministerio de Salud confían en que este verano el impacto de la enfermedad será menor. La presencia de un laboratorio que podrá hacer los análisis en 24 horas, y la programación de trabajos de control de foco, ni bien empiecen a aparecer los nuevos casos, son los dos pilares en los que se apoyará la lucha.

Así lo destacó el doctor Marcelo Ovejero, referente del

Los trabajos de descacharrado deberán realizarse en todos los barrios y comunidades. EL LIBERAL/Archivo

Laboratorio del Dengue, que funciona en el Hospital Regional, y que tiene a su cargo los análisis de los casos sospechosos que comienzan a aparecer, para determinar si se trata de dengue o no.

"El estudio es bastante rápido, porque lo hacemos aquí y una vez que la muestra llega al laboratorio, los resultados están en 24 ó 48 horas", explicó. Aunque los análisis son igualmente enviados luego al Instituto Maiztegui en Buenos Aires para su reconfirmación, Ovejero explicó que "el año pasado teníamos que mandar para ahí sin saber nada, y demorábamos 40 días hasta que teníamos una respuesta. Ahora vamos a ganar mucho tiempo".

Esta rapidez es fundamental en la estrategia de contención, para poder prevenir nuevos casos. "Sabemos que Monte Quemado es un lugar delicado, y que es probable que los próximos nuevos casos aparezcan ahí", explicó Ovejero. El objetivo es extremar la prevención y que aparezcan los menos posibles. Esto se logrará a través de los trabajos de control de foco, que en esa localidad empezaron el sábado pasado.

Emergencias

En los trabajos de control de foco, un equipo de médicos y enfermeros concurre a las localidades afectadas, y se realizan las acciones para erradicar la posible proliferación de los mosquitos. Esto es la limpieza de los recipientes, el descacharrado, y se trata de determinar si en la misma zona hay sospechas de síntomas febriles que puedan parecer dengue, y a ellas se le toman nuevas muestras de sangre en caso de ser necesario, para determinar la situación.

"Obviamente que este año vamos a tener un impacto mucho menor de la enfermedad porque el año pasado todo esto no se hacía – explicó Ovejero – demorábamos entre treinta y cuarenta días en saber si teníamos enfermos, y ahora hay que obrar inmediatamente cuando lo sabemos, porque en los cinco primeros días que está con el síndrome febril, el paciente puede contagiar a otros mosquitos".

Los primeros casos de dengue en Santiago fueron confirmados por el ministro de Salud, Luis Martínez, la semana pasada, y hay 26 muestras de casos sospechosos que dieron negativo.

Hasta el momento, hay 62 casos confirmados en Argentina, la mayor parte de ellos (50) en la provincia de Misiones, fronteriza con Paraguay, país en el que ya hay 178 casos confirmados. En la primera mitad de 2009, el dengue afectó a unas 50.000 personas y causó una decena de muertes en nuestro país, en la mayor epidemia de esa enfermedad que se ha registrado en la Argentina.

Comentá la nota