El HCD reactiva el proyecto de creación de la guardia comunal

La comisión de Legislación comenzará a analizar hoy esta propuesta que contempla la figura de un cuerpo urbano y otro rural destinados a la prevención y control del delito.

El Concejo Deliberante resolvió desempolvar un proyecto de ordenanza que propone la creación de una guardia comunal urbana y rural, presentado en febrero de 2007 por el edil Ricardo Alonso y que había sido archivado sin tratamiento.

La iniciativa figura en el orden del día de la comisión de Legislación, Interpretación y Reglamento, que se llevará a cabo hoy a las 10.30, oportunidad en que sus integrantes comenzarán a debatir los posibles cambios y sus posibilidades de convertirse, dos años después, en norma.

El proyecto de Alonso crea en el ámbito del Partido de General Pueyrredon la Dirección General de Seguridad Comunal dependiente del intendente municipal y la creación del Cuerpo de Guardia Urbana y el Cuerpo de Guardia Rural, ambos con dependencia directa de esa dirección.

Asimismo dispone la generación de la figura del director general de guardia comunal, quien estará secundado en su tarea por un jefe de Unidad Urbana y un jefe de Unidad Rural, ambos con rango de subdirectores y cómo será elegido -por terna propuesta por el intendente, elevada al HCD, quien designará al que tenga 2/3 de los votos-.

Además de los requisitos de los postulantes, el proyecto regula las "causales de cese de mandato". Y, más adelante detalla los posibles integrantes del cuerpo, entre los que incluye personal municipal a través de un plan de reconversión de personal municipal o contratado específicamente para esa función.

Luego de una larga lista de características de los miembros de estas guardias, la ordenanza contempla su presupuesto y organización, destacando que deberán "coordinar y articular las políticas preventivas y las acciones estratégicas con la Policía Distrital de la Provincia de Buenos Aires".

Por otra parte faculta al intendente a "tramitar y suscribir los convenios necesarios con el gobierno de la provincia de Buenos Aires y/o el Gobierno nacional a efectos de obtener la asignación de recursos económicos y/o materiales que serán afectados exclusivamente al funcionamiento de la Dirección General de Seguridad Comunal".

Asimismo el proyecto tiene dos anexos en los que se detallan las funciones y objetivos de ambos cuerpos.

Fundamentación

Entre las nutridas fundamentaciones del proyecto original, el concejal Alonso hacía referencia a la "inseguridad padecida por los vecinos en la jurisdicción de esta municipalidad", lo que "pone en evidencia la falta de un cuerpo de Guardia Comunal no armado destinado a la prevención y control de las tentativas de delitos".

En ese contexto señalaba que "la inseguridad afecta a todos los ciudadanos, no diferenciando zonas ni sectores sociales; que los hechos próximos al delito y las situaciones de riesgo y conflicto social son muy frecuentes" y observaba "las reiteradas manifestaciones de reproche y repudio por la inseguridad".

Más adelante detallaba que "en los últimos años ha cambiado la geografía urbana pudiéndose observar una mayor densidad de población en las periferias de la ciudad", que "dada la complejidad de los problemas de seguridad en la ciudad, las políticas públicas a desarrollar no pueden encararse únicamente desde la acción policial, sino que pueden y deben ser concebidas en un marco de políticas de prevención comunitaria con administración local, siendo que la seguridad pública no se agota con la mera presencia disuasiva de la policía. Es necesaria una real y activa participación de la administración y del ciudadano en materia de prevención y contención".

Por otra parte señalaba que "la seguridad en la ciudad no puede ser sólo patrimonio de los vecinos que paguen su seguridad privada. La vida y la protección de los bienes en ciertas zonas críticas deben ser garantizadas por la municipalidad, con políticas coordinadas y acordes a las necesidades que presenta la ciudad, garantizando la guarda de los vecinos".

Comentá la nota