Reacomodamientos en un Concejo con piloto automático

En medio de una semana definitoria de cara a la conformación de las listas que competirán el próximo 30 de noviembre por quedarse con la titularidad del PJ platense, en materia legislativa, volvió a quedar evidenciado que hasta el tratamiento del proyecto presupuestario 2009, en el Concejo local no habrá grandes debates ni temas que merezcan un abordaje serio.
El pasado miércoles, en una nueva sesión ordinaria en la que prevalecieron los homenajes y el envío de proyectos a comisiones de trabajo, se dieron re-acomodamientos en la conformación de las bancas que reflejaron los nuevos armados políticos del oficialismo y la oposición.

En este esquema, el sindicalista ligado al gremio de los edificios, Juan Lotúmolo, volvió a ocupar una banca pero esta vez en forma definitiva y en reemplazo del ex concejal vinculado al alakismo Roberto “Pocho” Prandini.

El ex titular del Concejo y referente del Ateneo Eva Perón pidió licencia hasta el 2009 –fin de su mandato- para asumir en los próximos días la titularidad del Registro de la Propiedad bonaerense, un lugar al que llega, como señalan distintos observadores políticos, gracias a “la mano mágica” del jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, quien ya se metió de lleno en el barro político de la capital provincial para propiciar la lista de unidad que encabezará con seguridad el intendente Pablo Bruera.

De este modo, el alakismo –o FpV-PJ- quedó notablemente diezmado ya que quedó con 4 de los 6 concejales con los que arrancó el año parlamentario pos- elecciones, ya que como adelantara oportunamente Agencia NOVA, también dejó su escaño hace unos meses el dirigente de SMATA, Alberto Maya –este para desembarcar en el ministerio de Trabajo provincial.-

De este modo, los ediles José Ramón Arteaga –titular del bloque-, Sebastián Tangorra, Justo Aráuz y Teresa Urriza –los últimos muy cerca del macrismo- tendrán que compartir, en lo que queda del año, la primera minoría en el recinto junto a la Coalición Cívica que conduce Oscar Negrelli, y también integran María Josefa Garófoli, Susana Sánchez y Daniel Caferra.

Este panorama no hizo más que favorecer al bruerismo, que durante el año tuvo enormes dificultades para lograr quórum y mayoría propia en algunas sesiones considerados “claves”.

A los 9 ediles “propios” –incluidas las Evita´girls, Lorena Riesgo y Silvana Soria- se sumaron como aliados, en el transcurso del año, el Interbloque Justicialista de Oscar Vaudagna, Enrique Capparelli y Fernanda Cáffaro –reemplazante de Maya- y, aunque con una relación más resentida tras la elección del Defensor Ciudadano, el Bloque Peronista Platense de los duhaldistas Gonzalo Atanasof y Javier Scaramutti.

Lo mismo ocurrirá con Lotúmolo, quien formó bloque unipersonal pero votará en sintonía con el oficialismo, y con el edil castagnetista Carlos Melzi, quien jugó a la oposición durante la mayor parte del año pero fue absorbido por el inminente acuerdo entre Bruera y su jefe político, el ultra-kirchnerista Carlos Castagneto, en el marco de la interna del PJ local –aunque voceros locales del Viceministro de Desarrollo Social se obstinen en ponerlo en duda -.

En el plano legislativo durante la jornada parlamentaria del Concejo, realizada el miércoles, el eje de la discusión política pasó por la solicitud de tratamiento de dos proyectos que la presidencia del cuerpo, a cargo de Javier Pacharotti, dejó pasar por alto en las últimas semanas.

Fue así como el arista Negrelli hizo uso del artículo 89 del reglamento interno y pidió la palabra –después del tardío homenaje por el 17 de octubre y del justo reconocimiento a la labor del Padre Carlos Cajade, cumplidos tres años de su muerte- para requerir a la presidencia explicaciones sobre dos expedientes de su autoría que fueron “cajoneados”.

Por un lado, exigió que se declare de “Interés Municipal” la marcha que el próximo lunes 27 tendrá lugar en las calles de la ciudad para reclamar mayor influencia estatal en materia de seguridad. El bruerismo, que pareció quedar anestesiado en esa materia tras la reunión que la semana pasada mantuvieron el ministro de Seguridad Carlos Stornelli junto al jefe comunal y casi todos los concejales, no dio respuestas satisfactorias sobre el tema. El otro tema fue el pedido de separación de su cargo de Daniel Arregui, director del Zoo local –cuestionado por desmentir muertes de animales que realmente se produjeron.-

“Con esta gestión sólo se pueden discutir aquellas iniciativas que tengan el visto favorable del oficialismo”, volvió a quejarse Negrelli en el recinto.

Duhalde desembarcó con críticas a K y sin verborragia electoral

Cuando todos esperaban que el ex presidente y caudillo de Lomas de Zamora pronuncie frases resonantes sobre la contienda electoral de la que con certeza participará, el año entrante, Eduardo Duhalde llegó a la capital bonaerense el pasado miércoles pero prefirió esgrimir críticas hacia el poder de los K.

En la presentación a nivel local del Movimiento Productivo Argentino (MPA), que se vio opacada por manifestaciones piqueteros en su contra por los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en Avellaneda, el ex mandamás bonaerense eludió en todo momento los pronunciamientos sobre candidaturas y estrategias aliancistas, pero le pegó con dureza a la administración encabezada por Cristina Fernández y monitoreada por Néstor Kirchner. (www.agencianova.com)

Comentá la nota