Reacciones críticas del gobierno y sectores ante los dichos del juez Franco

Las manifestaciones del juez Ricardo Franco diciendo que la justicia del Chaco "es la mejor de la Argentina" y acusando al gobernador Jorge Capitanich de ser "soberbio" e intentar "controlar los tres poderes del Estado", dieron lugar a reacciones críticas desde el gobierno, sectores políticos y organizaciones civiles.
"El habla de soberbia, pero la peor de todas es ponerse por encima del texto de la Constitución", dijo el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, al analizar los dichos del integrante del Superior Tribunal, a quien le recordó que "los viejos y buenos jueces hablaban por sus fallos".

Confesión de parte

Pedrini dijo que las declaraciones periodísticas de Franco "son muy singulares, porque en unos pocos minutos acusó al gobernador de ser soberbio y de querer copar los tres poderes del Estado; dijo que la prensa no cumple con su función, defendió la forma en que fueron designados él y otros jueces, descalificó al Foro por una Justicia Independiente, dijo que el presidente de la Legislatura "fue comprado" y aseguró que la justicia del Chaco "es la mejor de la Argentina". Con esto último ya se puede ver cuán real es todo lo que dice este magistrado", señaló.

"Nosotros no vamos a entrar en el juego de descalificaciones personales que propone el doctor Franco, pero sí vamos a decir que si él habla de soberbias, la peor de todas es ponerse por encima del texto de la Constitución, que indica claramente que todos los jueces de la provincia deben ser designados por concursos de antecedentes y oposición. El no llegó a su cargo del Superior Tribunal de ese modo", recordó.

El ministro hizo notar que "la inconstitucionalidad de las designaciones de Franco, Toledo y Avalos no fue planteada solamente por el Foro por la Justicia Independiente ni por este gobierno, sino también por el Consejo de Abogados, el Colegio de Abogados, la Asociación de Magistrados, partidos políticos de distintas ideologías, organizaciones sociales, gremios y entidades civiles. Está a las claras quiénes son los soberbios", marcó.

Pedrini también puso en foco el tramo de las declaraciones de Franco en el que éste admitió haberse reunido con Rozas antes de ser ascendido al Superior Tribunal, para recibir el ofrecimiento de boca del entonces gobernador. "Si eso fue así, es algo muy grave, porque a Franco lo tenía que elegir el Consejo de la Magistratura, no el doctor Rozas. Es prácticamente una confesión de parte", explicó.

Más presupuesto

El ministro también refutó las afirmaciones del juez sobre una supuesta intención del Poder Ejecutivo de "ahogar" financieramente al Poder Judicial. "Históricamente, el presupuesto judicial representó entre el 7 y el 8% de los ingresos provinciales por coparticipación, y este gobierno lo llevó al 10%. Ninguna otra gestión le dio a la justicia una participación tan importante en la principal fuente de ingresos del Estado", dijo.

Por eso, dijo que el planteo de inconstitucionalidad anunciado por el Ejecutivo contra las designaciones de Franco, Avalos y Toledo por no haber sido nombrados mediante el procedimiento constitucional de concursos, "debe ser tratado con la mayor objetividad, y sin hacer de esto una cuestión personal, como pretende el doctor Franco. El gobierno no tiene nada contra su persona, simplemente está decidido a promover la plena vigencia de la Constitución".

"Lo personal no interesa frente a la trascendencia institucional que tiene la defensa de la Constitución", remarcó, y rechazó las afirmaciones del juez en cuanto a que "Capitanich busca poner a tres los suyos para manejar los tres poderes" luego de que los magistrados inconstitucionales sean destituidos. "Lo que él señala es lo que en realidad sucedió durante los años del rozismo en el poder, aunque en ese momento no lo hayamos visto al doctor Franco denunciándolo a través de los medios", recordó Pedrini.

"El gobierno, con la acción por inconstitucionalidad, no busca un cambio de figuritas, sino la vigencia de la Constitución como prerequisito para la construcción de una sociedad justa y solidaria. Por eso, el gobernador planteó una reforma judicial que garantice que todos los que pretendan ocupar un cargo en la magistratura provincial rindan concursos", agregó.

Comentá la nota