Reacción popular por la falta de agua y luz

Unas 100 personas se manifestaron ayer frente a Casa de Gobierno para reclamar por la crisis de los servicios. Críticas al Ejecutivo y a la Legislatura por convalidar la situación actual.
El malestar popular que se viene acumulando desde hace algunas semanas volvió a estallar ayer cuando vecinos del Valle Central salieron a reiterar sus reclamos por la falta de los servicios esenciales de luz y agua. Los ánimos ya caldeados de la gente se exasperaron más después de las declaraciones del gobernador de la provincia, Eduardo Brizuela del Moral, quien, lejos de asumir los severos perjuicios que la deficiencia de los servicios está causando en la población, habló de un déficit ancestral y pidió paciencia.

"Las palabras del Gobernador suenan a cargada, cuando dice que tengamos paciencia; estamos hablando de servicios esenciales para vivir. Además dice que el problema es ancestral, quizá quiera culpar ahora a los aborígenes por los problemas de energía y agua", ironizaba Raúl Nughés, comerciante de Valle Viejo.

"Si el Gobernador dice que hay que tener paciencia y el intendente que hay que rezar, entonces que se vayan los dos y nosotros nos quedaremos rezando pacientemente hasta que ocurra un milagro", agregó Hugo Córdoba, vecino del centro.

Aunque ayer la temperatura bajó considerablemente y trajo un alivio a días de calor infernal, las fallas en los servicios se mantuvieron durante todo el día, con baja tensión, escasa presión hídrica y cortes sectorizados de luz y agua pese a que la demanda fue menor.

Frente a un panorama que no avizora soluciones en el corto plazo, Víctor Bollada de la Unión de Usuarios de Catamarca propuso que el Gobierno, mediante decreto de necesidad y urgencia, prorrogue por 30 a 60 días el vencimiento de las boletas de EDECAT y Aguas de Catamarca del mes de diciembre. "No podemos estar pagando por servicios que no hay", remarcó.

Para Bollada, la responsabilidad por el calamitoso estado de los servicios públicos en la provincia corresponde al Gobierno, tanto a nivel Ejecutivo como Legislativo. "Todos los actos de convalidación de la desinversión en materia de servicios fueron refrendados por los ministros y el Gobernador o bien por los diputados y senadores de la Comisión Bicameral", remarcó Bollada, quien además lamentó la actuación del Ente Regulador de los Servicios Públicos en todo el conflicto: "Si hay algo que fracasó en Catamarca es el ENRE", resumió.

En igual sentido se manifestó Franklin Solohaga del Centro de Usuarios de Catamarca: "La culpa es del Gobierno de la Provincia, que en 40 días destruyó lo poco y nada que hicieron EDECAT y Aguas del Valle en estos años".

La protesta de vecinos, que se realizó ayer al mediodía frente a Casa de Gobierno y que incluyó un corte en la esquina de República y Sarmiento por una hora, no tuvo la convocatoria esperada. Unas 100 personas se congregaron para reclamar por la deficiencia de los servicios. Entre ellos había integrantes de la Asamblea Ciudadana, que tienen un fuerte discurso antiminero, y empleados y funcionarios de la Legislatura, quienes además militan en la oposición.

La explicación que daban muchos de los presentes era que el grueso de la población tiene empleo público o recibe algún tipo de asistencia oficial por lo que quedaban menguadas sus posibilidades de reclamar contra el Gobierno. Eso manifestaba muy exaltado Edgardo Rizzardo, propietario de la heladería Tutto Gelatto, quien cuestionó que la gente no haya salido masivamente a manifestarse. Rizzardo también remarcó los serios perjuicios que le generan los vaivenes energéticos en su trabajo.

María y Mónica Alvarenga se habían trasladado desde el barrio Cooperativa 160 viviendas norte al centro para sumar sus voces al reclamo. Contaron que hace un mes que no tienen agua en el barrio. Las mujeres admitieron que, pese a que hace años piden la conexión domiciliaria, el barrio sólo cuenta con agua y luz de obra. "Estamos colgados porque no vienen a conectarnos los servicios, no porque nosotros no queramos pagar", señalaron. "Encima cuando pasan los camiones a dejar agua dan prioridad a quienes tienen boleta en mano", denunciaron.

Los vecinos autoconvocados acordaron que, de continuar los problemas, volverían a manifestarse hoy a las 11 en la plaza principal.

Testimonios

"En Valle Viejo estamos firmando un petitorio para pedir al Gobernador una solución a todo esto, porque fue el FCS el que privatizó los servicios y ahora decidió volver a intervenir en la prestación, así que ahora se tienen que hacer cargo".

Raúl Nughés, vecino y comerciante de Valle Viejo.

"No entiendo por qué una Provincia que está asentada sobre oro, con todo lo que recibe de las regalías está en semejante situación de pobreza, sin agua y sin luz. Y esto va a seguir así mientras el Gobierno siga subestimando al pueblo".

Lita Verón. Vecina de Villa Cubas.

Comentá la nota