Reabrirán un brazo del Limay

Se trata del sector conocido como Isla Verde. Los trabajos de drenaje debieron suspenderse a 10 días de iniciados, por la inundación que sufrió este sector.

Según manifestó el subsecretario de Servicios Urbanos del Municipio, Julián Villar, la obra se deberá reanudar en plena época estival.

Neuquén> Entre las obras que se llevaron adelante para poner a punto los cuatro balnearios municipales, de cara a esta temporada estival, resta concretar una de gran importancia en el Gatica, que quedó truncada debido a la inundación que sufrió en los últimos días.

Se trata del drenaje de un sector del río Limay conocido como Isla Verde, de aproximadamente 50 mil metros cúbicos, que se encuentra bajo tierra desde hace años y que actúa como un "tapón" que impide el paso natural del caudal.

Con este trabajo, que demandará alrededor de un mes, está previsto también que se levante con tierra todo el nivel de la costa de esa porción del río.

El subsecretario de Servicios Urbanos del municipio, Julián Villar, dijo que se había comenzado a trabajar sobre ese brazo, pero hubo que abandonar las tareas como consecuencia del aumento de las erogaciones realizadas por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC).

"Hoy el balneario Gatica está bajo agua producto de este inesperado incremento en el caudal. Pero una vez que recupere su curso normal (según la AIC, después del 15 de diciembre), se retomarán las tareas. Seguramente se continuará durante los meses fuertes de verano, una vez iniciada la temporada, con algún tipo de sectorización en el lugar para no intervenir en el movimiento habitual del balneario", explicó.

Villar dijo que es una obra de imperiosa necesidad que debe concretarse cuanto antes porque de lo contrario, es muy probable que se comiencen a instalar asentamientos irregulares, con el riesgo que esto traería aparejado dada la inundabilidad que presenta el área ante una crecida de estas características.

"El río tarde o temprano recupera su curso y por eso es fundamental devolverle su espacio natural", expresó.

Mantenimiento y seguridad

Asimismo, el funcionario comentó que se hicieron trabajos de mejoramiento sobre los dos accesos al Gatica, un balneario preparado para recibir unos 5.000 visitantes durante los fines de semana, en plena época estival. En conjunto con los vecinos se realizó el saneamiento de la calle Ignacio Rivas. Además, precisó que se repusieron tachos de basura y se recambiaron los focos rotos.

Además comentó que está todo listo para poner en funcionamiento los baños químicos y puestos de comida, una vez iniciada la temporada de verano.

También explicó que está previsto aumentar las rondas de patrullaje, a partir de un convenio que se firmó con la Policía para garantizar mayor seguridad al público que se acerca hasta este lugar.

Municipal, Figueroa y Río Grande

Los tres balnearios ya están preparados para el inicio formal de la temporada.

Neuquén> Los balnearios Municipal, Río Grande y Figueroa también fueron acondicionados en materia de obras y mantenimiento. En el primero, se repararon los sanitarios, se realizaron cordones y se construyeron las cloacas internas. Además se cambió por completo el sistema de iluminación. En materia legal, el secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio, Julián Villar precisó que se hizo un importante trabajo para caducar las licencias comerciales vencidas que se daban por tres meses pero con la posibilidad de prorrogarlas. En este sentido, explicó que se establecieron nuevas pautas para manejar los puestos fijos, como kioscos y pubs que funcionan en este sector de playa ribereña. También se repararon todas las parrillas y se mejoró el estacionamiento.

En cuanto al balneario Figueroa (río Neuquén ) que se inauguró el año pasado, Villar destacó la finalización del tendido de la red eléctrica para alimentar toda la zona. También se consiguieron baños y casillas de guardia de seguridad balnearia que se pondrán en marcha una vez iniciada formalmente la temporada.

Finalmente, indicó que en el Río Grande se concretaron tareas de mantenimiento, como el saneado de las playas, pintura de cierta infraestructura y arreglo de luminarias.

El funcionario dijo que a diferencia de años anteriores, este temporada se decidió hacer énfasis en la coordinación general de los trabajos, donde se ven involucradas todas las áreas del Municipio, tanto las que hacen a la seguridad balnearia como a la organización y administración de las tareas.

"Hay un trabajo que la gente no ve, pero desde el Municipio se hace un esfuerzo muy grande para contener a las 15 mil personas que visitan los balnearios los fines de semana», expresó.

Comentá la nota