Reabren el Centro de Residentes Dolorenses de Mar del Plata

Tras largos años de espera, el Centro de Residentes Dolorenses de Mar del Plata reabre sus puertas gracias al trabajo de un grupo de personas oriundos de la vecina localidad que pretenden acercar y unir a los dolorenses que por distintos motivos debieron trasladarse al partido de General Pueyrredón.-
Unieron esfuerzos y lo consiguieron. Un viejo sueño se cumplió.

La reapertura del Centro será cristalizada hoy con el primer encuentro organizado por la entidad para presentar a los doce miembros de la comisión directiva.

"Después de mucho esfuerzo y dedicación lo logramos. Quedó aprobado y conseguimos la personería jurídica del Centro de Residentes Dolorenses", explicó con profunda alegría el presidente del centro, Eduardo Gustavo Carugati, quien se acercó a la redacción de El Atlántico para compartir la experiencia y aclaró que si bien años atrás el Centro ya existía, el paso del tiempo hizo que perdiese vigencia, y de esta manera vuelve a cobrar vida a mediados del 2009.

Otro de los integrantes de la comisión directiva, Alberto Chust (vicepresidente), reconoció que conseguir la personería jurídica "costó mucho" pero que "realmente valió la pena". "Siempre nos juntábamos y lo teníamos pendiente. Es un anhelo de muchos años porque en Mar del Plata vive muchísima gente de Dolores", añadió.

De acuerdo con los promotores del Centro, muchos se han trasladado a nuestra ciudad en busca de una propuesta laboral o de una formación académica.

"Principalmente por trabajo, pero hay muchos chicos que vienen a estudiar a Mar del Plata en alguna de sus universidades o institutos. También hay muchos jubilados", subrayaron.

"Nosotros estamos muy hermanados con Mar del Plata por distintas cuestiones, hay un lazo muy estrecho", dijo Chust al tiempo que Carugati añadió: "La idea es unir a los dolorenses que viven acá, trabajar en la parte social, cultural, acercando los conocimientos… hay gente que ha nacido en Dolores y que ha conseguido logros muy importantes, y eso es fundamental destacarlo".

Actualmente la entidad carece de un espacio físico, por lo que sus representantes debieron ponerla en marcha en un domicilio particular. No obstante, su presidente aclaró: "Tenemos un sueño que lo queremos todos y que es algún día poder tener la Casa de Dolores en Mar del Plata. Ese es otro sueño, para más adelante. Ahora estamos realmente muy felices con este Centro de Residentes y esperemos que se acerque mucha gente".

Finalmente, Carugati y Chust adelantaron que el Centro organizó para hoy la primera de sus actividades.

"Tenemos muchas expectativas y esperemos que salga bien", señalaron ansiosos. Todos aquellos interesados en participar de este encuentro inaugural y anecdótico, podrán comunicarse a los teléfonos 474-1476 y 492-5134, para obtener más información.

Comentá la nota