Raverta no supera los 2 dígitos y Cheppi está en la lona

Raverta no supera los 2 dígitos y Cheppi está en la lona

Los candidatos de Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca no traccionan. ¿Apuestan por outsiders?

Enfocado en el Conurbano bonaerense, el kirchnerismo no logra instalar candidatos fuertes en las tres ciudades más importantes del interior bonaerense: Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca.

Esos tres distritos aportan 1.400.000 electores y en la elección de 2017 fueron clave para el triunfo de Cambiemos. Las tres ciudades son gobernadas por el oficialismo, aunque por sus dimensiones y complejidades fueron gestiones difíciles para el gobierno, en particular Mar del Plata, donde el intendente Carlos Arroyo volvió a tener serios roces con María Eugenia Vidal.

A trazo grueso, Cristina mide en esos distritos el piso (25%) en las tres ciudades, pero sus candidatos están por abajo de eso. La nueva estrategia en las usinas kirchneristas sería la de buscar outsiders, nombres alternativos que se instalen con rapidez y que permitan enfrentar al oficialismo.

Por estas horas reina la dispersión en el kirchnerismo y no existen definiciones respecto de apuntalar una sola candidatura que le pueda hacer frente a los intendentes de Cambiemos.

En la estrategia electoral de Cambiemos en 2017, el interior bonaerense fue clave y le permitió compensar los votos que no tuvo en el sur del Conurbano. Por el contrario, el kirchnerismo le resta importancia al interior, al punto que en 2017, la única incursión de relevancia de Cristina Kirchner al extenso y verde interior fue una visita a un tambo en Lincoln.

En Mar del Plata, la candidata del kirchnerismo es la diputada nacional Fernanda Raverta, quien a principios de noviembre subió a un acto de los matanceros Verónica Magario y Fernando Espinozacomo candidata a intendenta.

Raverta no logra perforar los niveles de conocimiento y por estos días, su intención de voto no llega a los dos dígitos. Por el contrario, la estrategia electoral de La Cámpora expulsó de ese armado a varios referentes con poder territorial. Es el caso del diputado provincial Juan Manuel Cheppi, que ahora articula con el Peronismo Federal.

Quien sorprendió en las últimas semanas con sus mediciones en los sondeos es es Gustavo Pulti. Sin embargo, el ex intendente es seducido por Sergio Massa y los gobernadores peronistas.

Pulti supera hoy los 20 puntos, que serían fundamentales para alcanzar los 25 puntos que necesitan el Peronismo Federal en la Provincia. La estrategia sería armarle una primaria con el concejal massista, Ariel “Cholo” Ciano.

En La Plata, el kirchnerismo arranca el año atomizado en varias candidaturas. En los últimos meses, la concejal Victoria Tolosa Paz trepó fuerte en las encuestas producto de una fuerte incursión en los medios. Sin embargo, la estructura del kirchnerismo se encolumna detrás de Florencia Saintout, quien a mediados de diciembre lanzó un ateneo integrado por más de 30 organizaciones políticas. El acto –que cerró Máximo Kirchner– sirvió como virtual lanzamiento de su candidatura.

Pero en las últimas horas también se lanzó como candidato el ex juez, Luis Arias, apadrinado por Juan Grabois. Arias buscará electores en el mismo espacio que Tolosa Paz y Saintout, algo que beneficia al intendente Julio Garro.

En Bahía Blanca el panorama es aún peor para el kirchnerismo. Allí existen dos posibles candidatos: el concejal Carlos Quiroga y el senador provincial Federico Susbielles.

Quiroga viene del periodismo y fue el primer concejal en la lista de Unidad Ciudadana en las elecciones de 2017. En cuanto a Susbielles -reconocido por trabajo en el basquet- todavía no cuenta con un despliegue territorial significativo.

Coment� la nota