RAVAGLIA ASEGURÓ QUE EN LA PRÓXIMA REUNIÓN SE ACERCARÁN LAS SIMULACIONES DE AUMENTOS ACORDADAS

El secretario de Relaciones Institucionales, Daniel Ravaglia, argumentó la demora en la entrega de la información prometida al gremio de ATSA, consistente en simulaciones por posible aumento de 100 pesos al básico del sector húmedo, en la imposibilidad del personal de Haberes para “cumplir con la orden que en tal sentido se le impartió desde el Ministerio de Gobierno”, pero aseguró que “en la próxima reunión le acercaremos al sindicato esa documentación”.
Si bien reconoció que el Ejecutivo había comprometido tener las simulaciones para la reunión anterior, el funcionario observó que “luego se produjeron inconvenientes en el Tesoro Provincial para hacer frente a los sueldos con los fondos que se registraban, y entonces la gente de Haberes debió abocarse a hacer simulaciones para determinar el monto de la primera cuota de los salarios estatales de noviembre”.

“Esto se debió a que las arcas provinciales están en una situación crítica, que hicieron imposible llegar a los 6000 pesos mensuales”, anotó, “por lo que se estuvo viendo hasta qué monto de salario se podía pagar en la primera cuota”.

Ravaglia sostuvo que la imposibilidad de hacer las simulaciones en el sector Húmedo, planteada por Haberes, “fue comprensible”, para anotar que desde el Ejecutivo “les explicamos a los compañeros de ATSA de la situación” e inclusive que “la información se la vamos a llevar en una próxima reunión”.

En otro orden de cosas, el Secretario de Relaciones Institucionales cuestionó que “haya gente del gremio de ATSA que por un lado pida aumento de sueldo y por el otro reclame un ajuste en los empleados públicos”.

Tras precisar que “Miguel Olivares, en una reunión que tuvo la Gobernadora con la CGT, planteó esta posición, en el entendimiento de que el Estado provincial lo único que hacía era pagar sueldos en el sector público y que no se había tomado ninguna medida en relación a este asunto”, el funcionario observó la paradoja de que “en la mesa de paritarias sostenga abiertamente que hay que dar un aumento de determinado dinero al básico”.

“Este discurso contradictorio, particularmente me irrita, porque entiendo que el representante gremial se pone una camiseta pidiendo aumento de sueldo para los empleados públicos, y luego se la saca y se pone la otra que habla de ajuste con el mismo empleado que dice defender”, se quejó Ravaglia.

Comentá la nota