Raúl López: "Es muy difícil que comiencen las clases el 1º de marzo"

El titular de SUTEBA en nuestra ciudad dijo que al gobierno bonaerense no le interesa que el año escolar se desarrolle normalmente y afirmó que son los únicos culpables de que los chicos no vayan a la escuela.
"Con el perfil que están teniendo las autoridades del gobierno bonaerense, es muy difícil que el 1º de marzo comiencen las clases porque los tiempos se van acortando cada vez más. Nosotros planteamos realizar las partitarias mucho tiempo antes del inicio del ciclo lectivo pero los funcionarios no cumplen. Estamos entrando en la segunda semana de febrero y ni siquiera tenemos una fecha para la convocatoria", sostuvo el trabajador local.

López informó que el últumo aumento salarial que tuvieron los maestros fue en marzo de 2009 (incremento del 9 por ciento) y agregó que los salarios docentes están congelados. "Por aquel momento, el dinero ya era insuficiente y no alcanzaba a cubrir la mitad de la canasta básica. Con la inflación que afecta al país y los problemas que tenemos los docentes, el reclamo es urgente", ratificó.

"Nos encontramos con un gobierno que, lejos de buscar soluciones, lo único que ha hecho es descontar los días de paro de los meses de octubre y noviembre y rehusarse a sentarse con los dirigentes gremiales a discutir las cuestiones salariales el 2010", comentó el titular de SUTEBA Bahía Blanca.

Hay que recordar, que hoy se reúnen los representantes de los distintos gremios docentes de la ciudad en reclamo por la devolución del dinero de los días de paro del año pasado, el pedido de un aumento salarial y, por último, el mejoramiento de las condiciones laborales. Cerca del mediodía y luego de realizar una asamblea, marcharán hacia el Concejo Escolar.

"Me parece que, cuando se habla de quienes son los que impiden que los chicos tengan clases, queda bien en claro que, con las actitudes que tiene, la culpa es del gobierno bonaerense al que no le interesa que el año escolar sea normal", sentenció el dirigente bahiense.

Comentá la nota