Raúl Castro: "Estamos abiertos a discutir todo con los EE.UU."

Raúl Castro: "Estamos abiertos a discutir todo con los EE.UU."
Lo afirmó durante una reunión del ALBA; amenaza de Chávez a la Cumbre de las Américas
CUMANA, Venezuela.- En una primera respuesta a los Estados Unidos, que esperaba un gesto de su parte, el presidente de Cuba, Raúl Castro, se mostró dispuesto a discutir "en igualdad de condiciones" con la Casa Blanca sobre derechos humanos, libertad de prensa y presos políticos.

"Le hemos mandado decir al gobierno norteamericano, en privado y en público, que estamos abiertos, cuando ellos quieran, a discutirlo todo", dijo ayer Castro. "Pero debe ser en igualdad de condiciones, sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía y sin la más mínima violación al derecho a la autodeterminación del pueblo cubano", advirtió.

El mandatario cubano hizo esas declaraciones durante una cumbre del ALBA, la Alternativa Bolivariana para las Américas, realizada en la ciudad venezolana de Cumaná y convocada por el presidente Hugo Chávez.

"¿Por qué no sueltan nuestros cinco héroes que no hicieron ningún daño a Estados Unidos?", preguntó Castro, al aludir a cinco cubanos condenados en Estados Unidos bajo cargos de espionaje, y en respuesta a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que había pedido horas antes a Cuba la liberación de los presos políticos.

Por su parte, y con la mira puesta en Estados Unidos, el presidente venezolano anunció ayer que él y sus aliados en la región vetarán la declaración final de la Cumbre de las Américas que comienza hoy en Trinidad y Tobago, por considerar que está "descolocada en el tiempo y en el espacio", según dijo Chávez.

El ALBA nació como oposición al ALCA, la zona de libre comercio impulsada por Estados Unidos. Una reunión, en palabras de Chávez, "muy oportuna [...] porque nos permitirá afinar la artillería", con miras a la Cumbre de las Américas. "Nosotros [Venezuela], junto con otros países, decimos que no estamos de acuerdo con una declaración que es difícil de asimilar porque está totalmente descolocada [...], como si el tiempo no hubiera pasado", dijo Chávez.

El líder venezolano pidió que la cumbre de este año fuera la última con "ese formato". Y añadió: "Hay que preguntarse [de] cuáles Américas [hablamos]. La cumbre de nuestros pueblos, la de la unión de América latina, del Caribe, ésa debe ser nuestra cumbre, ése debe ser nuestro reto [...]. Para nosotros, en América hay dos continentes: el del Norte y el del Sur, que para nosotros es de México para abajo".

El presidente venezolano criticó que el texto de la declaración de Trinidad y Tobago comenzara con una alusión a los "presidentes elegidos democráticamente", y a continuación se preguntó: "¿Dónde habrá más democracia: en Estados Unidos o en Cuba? ¿Quién tiene el «democratómetro»para medir eso? [...]. Yo no tengo dudas -se respondió-. En Cuba hay más democracia que en Estados Unidos [...]".

El rechazo del líder bolivariano a la Cumbre de las Américas tiene mucho que ver con la exclusión de Cuba de la agenda de la reunión. Una ausencia que ayer lo llevó a defender públicamente al presidente cubano, Raúl Castro, a quien recibió efusivamente a su llegada a Cumaná.

Las declaraciones de ayer de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en Haití, le vinieron a Chávez como anillo al dedo para "afinar su artillería". Clinton dijo que Cuba debería liberar a los presos políticos y caminar hacia una apertura democrática antes de que Washington se plantee levantar el embargo. "¿Van a seguir repitiendo el mismo cuento? Si esto es así, ¿qué podemos esperar?", comentó Chávez. "¿Cómo vamos nosotros, los latinoamericanos, a seguir aceptando esto como si nada? Ya basta. El golpe en la mejilla contra Cuba es contra todos nosotros", sentenció.

El mandatario venezolano criticó también al presidente estadounidense, Barack Obama, al comparar la reciente eliminación de las restricciones sobre viajes y envío de dinero a la isla con "un piconazo", en alusión a los lanzamientos deficientes en el béisbol. "A Obama hay que exigirle, no pedirle, que cumpla con las resoluciones de Naciones Unidas", dijo Chávez. Y le aconsejó que acudiera a la reunión de Trinidad y Tobago a escuchar: "Ojalá no siga el ejemplo del rey [Juan Carlos, de España], que me dijo: «¿Por qué no te callas?», porque vamos a decir nuestra verdad", señaló.

En la misma línea que Chávez, Raúl Castro se inclinó por una revisión de los organismos que agrupan a los países de la región. "La OEA [Organización de Estados Americanos] tiene que desaparecer", declaró el líder cubano.

A la reunión del ALBA asistieron, además de Chávez y Castro, los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Nicaragua, Daniel Ortega; de Honduras, Manuel Zelaya, y el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, todos ellos miembros de la organización. Además, acudieron como invitados el presidente paraguayo, Fernando Lugo, y el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

Comentá la nota