La UIA ratificó a Tomada que no puede subir los salarios.

La UIA ratificó a Tomada que no puede subir los salarios.
Consideró que la industria no está en un momento para pensar en incrementar los sueldos. También se habló del empleo y Tomada les prometió la nueva ley de ART.
“Hoy no es momento para hablar de subas salariales; hay que priorizar el empleo”. Este fue el mensaje que algunos integrantes de la UIA le transmitieron al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en un encuentro realizado ayer en la cartera laboral, convocado para analizar la nueva Ley de ART.

Aunque la entidad que preside Juan Carlos Lascurain descartó oficialmente que en el encuentro se haya hablado de salarios, industriales miembros de la entidad confiaron, en estricta reserva, que fueron tres los ejes de debate de la reunión: salarios, evolución del sector industrial y empleo y la prorrogada nueva ley de Riesgos de Trabajo.

Según las fuentes, la UIA se mostró preocupada ante las cifras de incrementos salariales requeridas por los sindicatos y ratificó que “no es momento de considerar ningún aumento”. “Estamos viviendo un año muy complicado”, agregaron las fuentes.

Los industriales insistieron que, en el actual contexto, el foco debía estar en el sostenimiento de los puestos de trabajo, posición que fue compartida por el jefe de la cartera laboral. Tomada les transmitió que, para el Gobierno, cuidar el empleo es una preocupación central y que “hay que bregar por la moderación”.

De esta manera, el funcionario intentó conciliar entre la posición empresaria, que busca negociar mantener a los trabajadores a cambio de no aumentar los sueldos, y la CGT, que plantea que no aceptará ni piso ni techo para la negociación. Extraoficialmente, la central dirigida por Hugo Moyano reconoce la intención de pedir 18% de suba. “Voy a pelear por un aumento digno”, aseguró el líder camionero (ver aparte).

“Insistir con alzas salariales es un disparate”, había advertido el abogado laboralista de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

En ese sentido, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, reclamó a los empresarios y a los trabajadores tener “sensibilidad y responsabilidad” a la hora de discutir salarios en paritarias y aseguró que el Gobierno trabaja para que “el tsunami que se esta dando a nivel internacional” en relación al desempleo masivo, “no impacte en la argentina”.

La eterna promesa

Como en tantas otras oportunidades, el ministro de Trabajo volvió a prometerle a los industriales, que existe una firme voluntad política de avanzar en una nueva ley de Riesgos de Trabajo, que otorgue previsibilidad al sector empresario. El funcionario les adelantó que enviarán en el corto plazo el proyecto al Congreso y que el texto busca soluciones intermedias entre la posición sindical y la patronal. La UIA insistió en la necesidad de la doble vía –el hecho de que si las compañías pagan el costo de tener asegurados a sus trabajadores ante la eventualidad de un accidente, no puedan luego iniciar un juicio a la empresa por la vía civil–, la eliminación del en itinere –accidente ocurrido cuando la persona se dirige de la casa al trabajo y viceversa–, la apertura de enfermedades y la conformación de comités mixtos. “Tomada no comparte nuestra posición. Pero hay que ver bien los textos finales”, aseguró una fuente empresaria.

La reunión duró cerca de dos horas y estuvieron presentes el titular de la entidad, Juan Carlos Lascurain; Funes de Rioja y Horacio Martínez. Respecto del contenido de la reunión, el industrial metalúrgico aseguró que sólo se habló de la ley de ART y de la necesidad de combinar políticas activas en favor de la industria para preservar el empleo, amenazado por el contexto de crisis mundial.

Comentá la nota