Ratificó Moreno que aprobará más aumentos en los lácteos

Además dejó entrever que no habrá más subsidios y pidió un nuevo acuerdo
Guillermo Moreno comenzó leyendo un borrador sobre un nuevo acuerdo por el precio de la leche para 2010. En el capítulo del valor que las industrias deberán pagarles a los tamberos por la leche dejó puntos suspensivos. "Primero traten de acordar entre ustedes, que el Estado va a ser garante", les dijo a los empresarios y productores con los que se reunió ayer.

El secretario de Comercio Interior ya dejó entrever en los últimos días que pretende que las usinas paguen en enero 1,10 pesos el litro, contra casi un peso que cerraría 2009. No dijo ni una palabra sobre la continuidad de las compensaciones y a todos les quedó claro que con la llegada del próximo año se eliminarán, como informó LA NACION.

Pero hubo más: en una reunión que duró poco más de una hora y media, Moreno también envió otro mensaje. Permitirá más incrementos en el precio de la leche. En varias empresas dicen que el funcionario ya les avisó que para el próximo año la suba que autorizará será de un 7 por ciento para los productos básicos como la leche fluida, pero que ese porcentaje será mayor para productos de valor agregado.

Según una fuente que participó del encuentro, Moreno afirmó: "Va a haber aumentos el próximo año en los productos básicos y premium, aunque dependiendo de ciertas condiciones". A un industrial que habló con LA NACION le quedó claro que "esas condiciones" serán el nivel de inflación. Algunos dicen que ayer Moreno estaba calmo, casi "light", según lo definió un asistente.

Al margen de los incrementos que convalidará Moreno, un relevamiento del Centro de Educación al Consumidor (CEC), que preside Susana Andrada, relevó que en lo que va del mes se registraron alzas de entre el 8 y el 12% en los productos lácteos. El primer porcentaje es para la leche fluida en sachet, donde detectaron valores de hasta 3,15 pesos el litro en una primera marca, y el segundo para el queso fresco, con valores en torno de 27,50 pesos el kilo. "Nos preocupan estos aumentos, pero también porque la producción cae, se cierran de dos a tres tambos por día y vamos a terminar importando leche", definió Andrada.

Cuarto intermedio

Por orden de Moreno, ayer dirigentes tamberos de Santa Fe, Córdoba y La Pampa, con los que tiene buena relación, y los industriales pasaron a un cuarto intermedio para que sigan discutiendo en torno del precio de la materia prima. El funcionario los volvería a reunir de nuevo la próxima semana.

En el encuentro, las grandes industrias anunciaron que no prevén nuevas alzas en el valor internacional de la leche en polvo, que fue lo que motorizó la mejora del precio interno desde julio pasado. Por su parte, por el lado de las pymes, el mensaje fue que no les resultaría fácil convalidar nuevos aumentos al productor.

En este contexto, Moreno ayer no dijo nada sobre el futuro de las compensaciones. Lo único que destacó es que el Estado será garante de lo que acuerden tamberos e industriales. "La idea que tiene [Moreno] es dejar de compensar a partir de enero y que nos arreglemos entre nosotros el precio", comentó una fuente. "Pasamos a un cuarto intermedio para seguir discutiendo y tratar de tener un acercamiento", expresó Juan Trossero, secretario de la Cámara de Productores de Leche de Córdoba.

Comentá la nota