EL P.S. ratificó su inclusión en el Acuerdo Cívico y Social de Zárate

En el marco de la campaña electoral, el secretario general del Partido Socialista (PS) a nivel nacional y candidato a diputado por la provincia, Carlos Roberto, en Zárate apoyó a los candidatos del partido en el orden local y ratificó el compromiso asumido en el Acuerdo Cívico y Social.
Además, dejó en claro que el partido no comparte la decisión del intendente Osvaldo Cáffaro de acompañar al frente que lidera Néstor Kirchner e informó que se estudiará el caso en el Tribunal de Disciplina partidario de la provincia.

"En mi carácter de secretario general he venido a expresar el apoyo a la lista del PS que, en este caso, comparte con la Coalición en el Acuerdo Cívico y Social, en continuidad de un trabajo que viene desarrollándose desde el 2007 como parte de una estrategia nacional", dijo Roberto.

Sobre el acompañamiento de varios de los afiliados socialistas al Frente Justicialista para la Victoria (FJPV), muchos de ellos actuales funcionarios municipales, el referente nacional socialista aclaró que: "el PS no comparte la decisión del intendente Cáffaro de acompañar una lista que encabeza Néstor Kirchner, eso tiene un rechazo absoluto porque va en contra de las decisiones que el partido que no tiene dos políticas, aunque cada provincia ha tomado decisiones distintas siempre han sido en el mismo marco".

Roberto informó que Cáffaro anticipó su decisión e indicó que se le dieron a conocer las consecuencias que su elección tendría, entre ellas una posible expulsión del partido. "Lamentamos profundamente la decisión que ha tomado", dijo y agregó "es un cambio de rumbo que no esperábamos y creo que es un grave error político".

Precisamente, dos años atrás, cuando dirigentes socialistas como Ariel Basteiro y Jorge Rivas se sumaron al proyecto kirchnerista, fueron expulsados por no seguir los lineamientos partidarios del orden nacional y el partido quedó intervenido en la provincia en manos de Carlos Maniero.

En cuanto a las posibles sanciones que le podrían caber a Cáffaro y sus colaboradores, Roberto sostuvo que serían las mismas que se llevaron a cabo en todos los casos que afiliados integraron listas de otros partidos sin aval de las autoridades partidarias tanto provinciales como nacionales. "Una vez que las nóminas estén oficializadas, se girarán los antecedentes al Tribunal de Disciplina partidario en la provincia para que el interventor lleve adelantes las medidas que crea conveniente", manifestó.

"ELECTORALMENTE VA A PAGAR LAS CONSECUENCIAS DE SU ERROR"

En ese mismo contexto, el dirigente socialista sostuvo que el mandatario municipal puede llegar a sufrir las consecuencias de su decisión electoralmente hasta poniendo en riesgo su gobernabilidad.

"Si esa decisión no es acompañada por el pueblo de Zárate lo va a poner en una situación complicada, los cuatro concejales que integran la Coalición ya se pronunciaron al respecto", dijo "y, aunque el pueblo lo acompañe, la decisión del PS no cambia, está bien que vele por los intereses de los ciudadanos pero fue elegido por una fuerza política y recibir dinero de Nación y Provincia no puede ser una razón para cambiar de estrategia política".

Ejemplificó su explicación con los casos de Rosario en Santa Fe, gobernada desde hace 16 años por el socialismo, y Zárate durante la gestión de Aldo Arrighi. "Se recibieron muchas presiones pero jamás torcieron el rumbo, lo ratificaron", expresó, "además, es una obligación del gobierno nacional girar dinero para obras en todos los distritos, no pueden ser motivo de canjes por favores políticos".

Cerraron las puertas del Centro Socialista "Luis Panetta" al secretario general del Partido

Un hecho sin precedentes se vivió ayer en Zárate, una muestra de la situación en la que se encuentra el socialismo en el orden local desde que quedara dividido tras el encolumnamiento de Cáffaro al kirchnerismo.

Aunque la conferencia de prensa con el secretario general del PS, Carlos Roberto, tenía sita en el Centro Socialista "Luis Panetta", ubicado en Ameghino al 900, tuvo que ser reprogramada en la casa de la Coalición Cívica porque afiliados socialistas colaboradores del mandatario municipal se "atrincheraron" en el lugar sin permitir el paso no sólo a los candidatos socialistas del Acuerdo Cívico y Social de Zárate sino a uno de los máximos referentes nacionales del partido.

"Lo vi con una enorme preocupación", dijo Roberto, "no porque me sorprendiera lo que ocurrió, porque es parte del mismo conflicto, "sino porque es un local del PS desde el punto de vista jurídico, es propiedad del partido, es un hecho muy grave que hay que revertir".

Si bien Roberto se había enterado de la complicada situación en su camino a Zárate y se comunicó con el secretario de Gobierno y primer candidato a concejal por Nuevo Zárate, Aldo Morino, no pudo intervenir favorablemente.

"Seguramente la situación quedará en manos de los abogados que tomarán las medidas legales que correspondan para recuperar una casa que es de todos los socialistas", dijo, "no es de un dirigente ni de otro, fue construida a lo largo de los años con el aporte de todos los afiliados y lo vamos a defender". Aunque expresó no quería que el hecho se transformara en un "escándalo por la disputa de un bien inmobiliario" agregó que "no podemos aceptar que sea utilizado por un sector que tiene una estrategia política opuesta a la que el PS decidió en todo el país".

Comentá la nota