Ratificaron los superpoderes del intendente de Andalgalá.

En una polémica sesión, el concejal que impulsó la iniciativa para quitar facultades al intendente José Perea, votó en contra de su propio proyecto.
Los concejales andalgalenses finalmente ratificaron los superpoderes del intendente José Perea, al no aprobar la derogación de la ordenanza 40/06, la cual faculta al Ejecutivo municipal a disponer la forma y los montos en materia de contratación, compra y licitación tanto del patrimonio que se recibe por regalías mineras como también por coparticipación municipal.

La convalidación del polémico instrumento generó cuestionamientos por la posición adoptada por el concejal Edgardo Bernal, autor de la iniciativa que promovía restringir las facultades que tiene Perea para el gasto de los fondos.

Es que el edil se había alejado del bloque del CD que responde al jefe comunal durante la campaña electoral de marzo pasado, realizando fuertes acusaciones contra Perea. El martes, sorprendió votando negativamente su propio proyecto, avalando la posición del presidente del bloque del FCS, Jorge Boggio, a quien el concejal de la oposición Luis Valdez sindicó como el "mayor responsable político de los superpoderes que tiene el intendente, con los que despilfarró a su antojo las regalías mineras".

La Municipalidad de Andalgalá tiene un Sistema de Inversión Pública creado por la ordenanza 040/06, cuyo objetivo es dar pautas para que el gasto sea el más conveniente desde el punto de vista económico y social. Sin embargo, desde la creación de este régimen, el Ejecutivo municipal realizó obras diversas, eligiendo por si solo los proyectos, determinando la utilización de los fondos sin la aprobación y el control del Concejo Deliberante, y estableciendo por medio de decretos los montos máximos de contrataciones.

En los días anteriores a la sesión, en el trabajo parlamentario, la mayoría de los concejales había acordado que los montos para contratación directa se reducirían a $ 50.000, los de concursos de precios, a $ 100.000; los de licitación privada a $200.000, y los de licitación pública a $900.000.

No obstante, los acuerdos logrados entre los concejales del oficialismo y la oposición no se vieron reflejados al momento de votar y se mantuvieron montos altos.

Comentá la nota