Ratificaron el paro y hasta llevaron basura al municipio

Desde el SOEM adelantaron medidas sorpresivas y en un cuestionable acto, se tiró basura frente al edificio comunal. En tanto, el Municipio esperaba anoche la intervención de la Justicia por el impedimento para brindar servicios básicos.
La Justicia estaría a punto de intervenir en el conflicto de los municipales de Río Gallegos, informaron anoche fuentes del Municipio local a TiempoSur. Esto sería a raíz de la denuncia que se realizó por el impedimento para ejercer tareas inherentes al Estado, como el cumplimiento del servicio de recolección de residuos urbanos.

Ayer, el Juzgado a cargo del doctor Santiago Lozada, analizaba la presentación de las autoridades y hasta se habría dispuesto la intervención de la Seccional Segunda de policía, para que corrobore los hechos denunciados por el Municipio.

La asamblea

Por otro lado, los integrantes del SOEM finalizaron poco antes del mediodía de ayer una nueva asamblea que se realizó en el Corralón Municipal Nº 2, donde decidieron ratificar el paro por tiempo indeterminado en el conflicto salarial que sostienen con la Municipalidad.

Como si esto fuera poco, los trabajadores afiliados al SOEM adelantaron que también realizarán medidas sorpresivas, en lo que significa la continuidad de una historia que parece no tener fin y mucho menos un principio de solución.

Luego de terminada la asamblea, las mujeres municipales iniciaron una marcha para terminar justo enfrente del Municipio ubicado sobre la calle San Martín. Allí, insólitamente y ante la mirada estupefacta de muchos vecinos, comenzaron a desparramar basura en las escalinatas del municipio.

Esta medida se tomó en momentos en que existe una fuerte demanda de la comunidad local por el cumplimiento de la recolección de residuos, afectada desde que comenzó el paro por tiempo indeterminado hace una semana atrás, a pesar de algunas medidas preventivas tomadas desde el Municipio.

Respuestas

En la previa, el secretario general, Pedro Mansilla, dijo que realizan estas medidas "en respuesta a la actitud que está tomando el señor intendente (Héctor Roquel) de poner al frente del conflicto al secretario de Gobierno, Ernesto Cruz, ya que pensamos que es una decisión desacertada porque creemos que demostró no tener esa capacidad de diálogo que se necesita para superar el conflicto".

A esto continúo, que por el contrario, Cruz "tuvo agresiones constantes para los trabajadores municipales e incluso amenazar con el descuento de haberes sin tomar en cuenta lo que eso significaría para la familia del trabajador que, de por sí, está con un sueldo que no le alcanza."

Mansilla hizo público un mensaje al Intendente donde le dijo que de "esa manera", es decir con los descuentos, "lo único que le está diciendo al trabajador municipal es que el mes que viene su familia no va a comer".

El Secretario General del SOEM aseguró a TiempoFM que en vez de cerrar las puertas de su oficina, el Intendente tendría que ponerse al frente del reclamo que están llevando adelante.

"Pareciera ser que después de una conciliación obligatoria de 20 días, nos termina ofreciendo una suma irrisoria de 150 pesos no remunerativos sin tener en cuenta lo que los trabajadores municipales vivimos en el 2007 a partir de las luchas que llevamos adelante para no tener sumas en negro", agregó.

Sobre el final, afirmó que el Municipio no tiene intenciones de solucionar el problema y que ponen al frente de la discusión a una persona, como Ernesto Cruz, que permanentemente fustiga a los trabajadores.

"Pareciera que el Intendente no toma real dimensión de lo que es este conflicto municipal", sostuvo.

En las últimas horas los trabajadores en conflicto con la comuna local, recibieron adhesiones de diferentes sectores gremiales al pedido salarial.

Concejo paralizado

A todo esto, mientras Río Gallegos comienza a vivir con más preocupación el día a día del conflicto salarial que sostienen el SOEM y la Municipalidad, que tiene consecuencias directas en la comunidad, es pasmosa la paralización del Concejo Deliberante.

La profundización de las diferencias entre ambas partes obliga a la dirigencia política a tomar cartas en el asunto para colaborar en la función de encontrar una solución al conflicto en el corto plazo.

En esto es fundamental el rol del legislativo de Río Gallegos que preside Adriana Reyes, quien debería encabezar un trabajo en conjunto para aportar posibles soluciones.

Sin embargo, la parálisis de la presidenta de ese cuerpo, Adriana Reyes, es realmente preocupante teniendo en cuenta que más que nunca debería recordar que fue elegida por el pueblo para defender los derechos de los vecinos, procurándoles mayores servicios con el propósito de mejorar su calidad de vida, elevando al Ejecutivo proyectos y propuestas para que éste los haga cumplir.

El Concejo Deliberante debería desarrollar un trabajo fecundo y coherente, pero eso parece estar muy lejos de cumplirse por el momento.

Lo mismo ocurre con la función del diputado por el Pueblo, Francisco Anglesio, que poco y nada aportó hasta el momento.

El secretario general del SOEM, Pedro Mansilla, aseguró ayer que ningún Concejal se comunicó con ellos para tratar de mediar en el tema o bien aportar algún tipo de idea que pueda favorecer para encontrar una solución.

Comentá la nota