Ratificarán, una por una, 800 leyes que quedarán en vigencia

La Fundación del Tucumán avaló la iniciativa.
Aplausos y felicitaciones se llevaron ayer de la Fundación del Tucumán los legisladores y empleados que trabajaron en la elaboración del Digesto Jurídico provincial, que comenzará a ser sancionado desde el próximo jueves.

La propuesta fue presentada ante un nutrido grupo de empresarios en la sede de la entidad, en 25 de Mayo al 1.000, donde se describieron los ejes centrales del proyecto, cuyo objetivo es concentrar en unas 800 leyes de alcance general todas las normas vigentes.

La ardua labor realizada fue descripta en detalle por el rector de la Universidad San Pablo T, Juan Pablo Litchmajer; la decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales de la Unsta, Gilda Pedicone de Valls; el historiador Carlos Páez de la Torre, y los legisladores oficialistas José Alberto Cúneo Vergés, Reinaldo Jiménez y Carlos Canevaro, y Luis José Bussi.

"Es una propuesta profunda y completa, que permitirá hacer otros trabajos y desarrollar una interacción y una articulación entre lo público y lo privado, fundamental para la Provincia. Por un lado, está el contar con toda la legislación vigente de forma clara y accesible y, por el otro, se demuestra que se pueden hacer estos emprendimientos, señaló el presidente de la fundación, José Manuel García González.

El presidente de la comisión especial, Cúneo Vergés, destacó que hubo numerosos controles para la definición de los textos. "Hubo retoques y consolidación de las leyes, que deben ser aprobadas expresamente una por una. La primera sesión será este jueves, y todavía no sabemos si estará el presidente de la Legislatura (en uso de licencia), Juan Manzur, que fue el impulsor de esta iniciativa", sostuvo. También remarcó la importancia del respaldo dado por la Fundación del Tucumán.

Instancias previas

En diciembre del año pasado, la Legislatura cumplió la primera instancia de la confección del Digesto, con el análisis de las 7.993 leyes sancionadas hasta fines de 2007 (desde entonces hay 226 más, ya que la última en ser publicada en el Boletín Oficial es la Ley 8.219). En varios encuentros, se procedió a la depuración del listado con la eliminación de las normas que habían perdido vigencia por haber sido derogadas implícitamente por otras (sin embargo, seguían figurando formalmente); por la pérdida de uso; por el vencimiento de su plazo o por el agotamiento del tema que abordaba.

De ese modo, se suprimieron unas 4.800 leyes, mientras que otras 3.000 se distribuyeron entre las de derecho general y no general (tienen un alcance particular, como subsidios o expropiaciones). Sobre este universo se centró el trabajo que consistió en la consolidación en un solo texto de las normas dispersas que traten sobre el mismo tema, el corrimiento del articulado, y la supresión de contradicciones y redundancias legales. Además, se ordenó el articulado y se corrigieron falencias o errores de redacción, pero sin alterar el espíritu y el sentido de la ley. Por aparte, se definió un anexo con las normas históricas dictadas entre 1810 y 1852.

Comentá la nota