Ratifican prohibición del consumo de alcohol de menores en la calle.

La Superintendencia del Interior de la policía bonaerense ratificó que los adolescentes no pueden ni comprar bebidas alcohólicas ni tomarlas en la vía pública.
En diálogo con la prensa, Héctor Martínez, superintendente del Interior de la policía bonaerense, confirmó “que la municipalidad de cada partido ejerce constitucionalmente el poder de Policía sobre la venta de alcohol, es decir, decide quién puede y quién no comercializarlo.

Además, ratificó que está prohibida la venta a menores en toda la provincia de Buenos Aires, así como también su consumo por parte de los mismos en la vía pública.

Martínez funcionario explicó que, “cuando la Policía encuentra a un grupo de menores de edad bebiendo en la calle, se procede a individualizarlos e identificarlos, y se los previene en calidad de víctimas de esa situación. El menor siempre es víctima, aclaró.

En estos casos, los efectivos deben comunicar la situación al fiscal de menores, y es él el que le dice a la Policía qué hacer. Por lo general se lo entrega a los padres , aseguró. En ese sentido, el funcionario dijo que siempre hay que consultar qué hacer con el menor al fiscal de menores.

La Policía no puede hacer lo que quiere, destacó.

Comentá la nota