Ratifican política sanitaria para evitar propagación de la gripe A en la Provincia

Las autoridades de Salud y Educación de la Provincia salieron al cruce de distintas opiniones veridas en torno a las políticas que se llevan adelante en Tierra del Fuego con el propósito de evitar la propagación del virus de la Influenza en la Isla, y aseguraron que todas las medidas se adoptan en función del Plan Nacional de Contingencia de la gripe, que es un documento técnico que se elaboró durante un año y medio hace cuatro años, del que participaron expertos en epidemiología del País. En ese sentido, aseguraron que "la población tiene que estar tranquila, porque los mejores epidemiólogos están detrás de esto".
"Hemos escuchado por ejemplo, de algún sindicato, que no hay médicos suficientes en Tierra del Fuego, cuando en realidad somos uno de los distritos que más profesionales tiene por habitante en todo el País", afirmaron.

Se agregó inclusive que "la Argentina es uno de los países del mundo que más médicos tiene por habitante".

"Uno no puede disponer de un segundo plantel de médicos por esta contingencia", anotó el subsecretario en Políticas de Salud, José Gómez Carrillo, para señalar luego que "hay que tener en cuenta que los profesionales y demás trabajadores de salud también se pueden enfermar".

El funcionario remarcó que "estamos viendo que el Gobierno nacional está convocando a médicos jubilados y estudiantes de medicina; pero nosotros estamos haciendo frente a este problema con el staff habitual que tenemos. Así que no hay una imprevisión en la Provincia, sino que estamos en una situación de excepción".

Sostuvo que "estamos organizando mejor el trabajo en el hospital de Ushuaia para que el peso de la gran cantidad de demanda en consultas respiratorias no recaiga únicamente en generalistas, pediatras y clínicos".

Ante esta situación, dijo que "otros especialistas que habitualmente no atienden este tipo de consultas se están poniendo a disposición para este nivel de atención; porque ya llevamos dos semanas con este problema y estimamos que nos quedan muchas más", y que "si seguimos como antes, los profesionales que están sobrecargados no van a aguantar".

Gómez Carrillo aclaró que "es imposible traer médicos a la Provincia para atender la contingencia", e incluso especuló con la posibilidad de que "es probable que en algún momento nos pidan a nosotros que enviemos profesionales de salud, porque los grandes centros urbanos tienen muchas complicaciones para atender a toda su población".

Anotó sí que "acá se está previendo una suerte de voluntariado, de colegas jubilados y/o estudiantes de carreras relacionadas con la salud, como para que nos ayuden en caso que la demanda siga creciendo. Y también estamos diseñando un sistema que nos permita detectar a las personas que están en una sala de espera y necesitan atención inmediata, para que puedan pasar primero, y el recurso se pueda aplicar primero a quienes más lo necesitan".

Comentá la nota