Ratifican que no peligra la provisión de agua potable por la bajante del Paraná

Eugenia Fuentes, encargada del área de relaciones institucionales de Aguas de Corrientes, precisó en La Mañana que este viernes realizan una labor de limpieza de los canales donde una de las bombas toma el líquido para procesar. La restante no funciona. En el interior, Monte Caseros, se hace un trabajo preventivo en caso que haya una bajante mayor.
El marcado descenso de las aguas del Río Paraná alarmó no sólo al área de vías navegables, sino también a la empresa concesionaria del servicio potabilizador del líquido. Aunque a pesar que en otras provincias como Santa Fe y Entre Ríos ya tienen problemas, en Corrientes no se da la misma situación.

Según indicó a La Mañana la encargada de Relaciones Institucionales de Aguas de Corrientes, en el verano se hicieron los trabajos preventivos para que ello no suceda.

Puntualizó que en esta capital, "no hay inconvenientes en la provisión de agua potable" porque la firma tiene la planta potabilizadora que está ubicada en el Parque Mitre con dos tomas de agua del Río Paraná. Una sobre la rivera, donde este viernes buzos se lanzaron al torrente para ahondar la profundidad del canal donde se toma el líquido.

La restante está ubicada en el Muelle, ya más adentro del Río, la cual funciona a pleno. "Por eso que no se afectó el servicio, se trabajó en el verano con la bajante similar del Paraná para hacer la limpieza de los canales que están en el muelle, donde puede bajar hasta dos metros más de acuerdo con la medición de Prefectura para que se vea afectado el sistema" puntualizó.

Por lo tanto aseguró que la provisión de agua potable está en condiciones normales, que es un promedio de 6.500.000 litros de agua por hora que se proveen a esta altura del año.

En otro orden de cosas mencionó el caso específico de Monte Caseros, donde también presta el servicio la firma. Ahora el Río Uruguay está en un promedio de 72 cm, y para que haya inconvenientes en el sistema debería rondar los 50.

Ante un panorama de esa índole que se puede llegar a dar, se operaría con una bomba alternativa para la captación de agua en el Río Uruguay.

"Es algo que se hizo en Santo Tomé al ir más adentro del Río Uruguay, porque tiene una bajante que hace 10 días llegó a un punto máximo, pero ahora se recupera -de manera paulatina-" precisó.

Comentá la nota