Ratifican condena contra María Julia pero no recibiría el 2009 en prisión

La Corte rechazó el recurso interpuesto por la ex funcionaria y confirmó la pena de tres años de cárcel.
La Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de tres años de prisión que el Tribunal Oral Criminal Federal Nº 4 (TOF 4) fijó para María Julia Alsogaray por el delito de enriquecimiento ilícito. Ahora, la ex funcionaria menemista, que está excarcelada, corre riesgo de volver a la cárcel.

Fuentes judiciales señalaron que la condena que dictó el Tribunal Oral Federal 4, en mayo de 2004 -cuando la ex funcionaria fue acusada por no poder justificar una suma de 2.500.000 pesos, conformada por bienes y dinero, tras su paso por el Estado como interventora de la telefónica ENTEL y secretaria de Medio Ambiente- es de cumplimiento efectivo y por lo tanto los jueces, que aún no fueron notificados de la resolución de la Corte, deberán revisar si corresponde ordenar la prisión.

La ex interventora de ENTEL y Somisa había planteado la inconstitucionalidad del artículo 268 del Código Penal que castiga el delito de enriquecimiento ilícito con dos a seis años de prisión. Pero el recurso de la defensa oficial de María Julia había sido rechazado por la Cámara Nacional de Casación Penal que habilitó que la medida llegue a la Corte Suprema.

Ahora, el máximo tribunal confirmó el rechazo y para eso se basó en el dictamen del procurador General, Esteban Righi, quien calificó la apelación como improcedente y lleva las firmas de Ricardo Lorenzetti, Carmen Argibay, Juan Carlos Maqueda, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Elena Highton de Nolasco y Raúl Zaffaroni.

María Julia estuvo presa 21 meses, desde el 12 de agosto de 2003 al 11 de mayo de 2005, en una causa donde se la investiga por el delito de administración infiel por el presunto pago de sobreprecios en refacciones a la sede de la Secretaría de Recursos Naturales y condenada a seis años de inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos más el decomiso de 622 mil pesos y 500 mil dólares.

La detención, en 2003 había sido dispuesta por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y luego fue liberada por el tribunal oral federal 6 al considerar que podía esperar el juicio en libertad.

Ahora, resta que el TOF 4, que dictó la condena en esta causa, examine si tiene en cuenta el tiempo que la funcionaria estuvo detenida en forma preventiva, en el marco del otro expediente, ya que si no toma en cuenta ese tiempo de arresto, Alsogaray podría volver a quedar presa.

Comentá la nota