Ratifica Obama el cierre de Guantánamo

Dijo además que ordenará de inmediato una reducción en el número de tropas desplegadas en Irak; se concentrará en Afganistán
WASHINGTON. El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó anoche que cerrará la cárcel para terroristas instalada en la base de Guantánamo, en Cuba, y que cumplirá de inmediato con su promesa de campaña de iniciar el retiro de tropas norteamericanas de Irak.

"He dicho repetidamente que tengo la intención de cerrar Guantánamo, y seguiré en ese camino. Eso es lo que haré", afirmó Obama durante la primera entrevista concedida desde su triunfo electoral, el 4 del actual.

"Estados Unidos no tortura. Y voy a asegurarme de eso. Forma parte de los esfuerzos para recuperar la estatura moral de Estados Unidos en el mundo", añadió.

Durante la entrevista con el programa 60 Minutes , de la cadena CBS, el presidente electo dijo que la prioridad en sus primeros días de gobierno serán la economía y la seguridad. "Apenas asuma el cargo, convocaré a mis jefes de gabinete adjuntos y a mi aparato de seguridad nacional y comenzaremos a ejecutar el plan para disminuir las tropas en Irak", dijo Obama, al aclarar que se enfocará militarmente en Afganistán.

"Será una prioridad para nosotros a partir del 20 de enero aplastar de una vez por todas a Al-Qaeda y capturar o matar al líder de la red, Osama ben Laden", añadió.

Además, exigió cambios importantes en los esfuerzos actuales para solucionar la crisis financiera internacional y prometió ayudar de inmediato a los endeudados propietarios de viviendas.

El reportaje salió al aire pocas horas después de la renuncia del presidente electo a su escaño en el Senado y en momentos en que se conocieron los nombres de algunos de sus asesores a partir del 20 de enero.

Durante el programa, que fue grabado el viernes por la noche, el ahora ex senador por Illinois dijo que le gustaría ver algunos cambios en el plan de rescate del gobierno de George W. Bush para contener los efectos de la crisis. "No nos hemos enfocado en las ejecuciones hipotecarias y en lo que les está pasando a los propietarios tanto como yo quisiera", dijo Obama.

"Tenemos que establecer una negociación entre los bancos y los deudores para que la gente pueda quedarse en sus hogares -añadió-. Estoy convencido de que si no tenemos un programa claramente focalizado en los propietarios antes de que asuma mi mandato lo tendremos una vez que asuma."

El presidente electo también consideró que deberían ampliarse los programas de ayuda federal a los fabricantes de automóviles. "Si la industria automotriz colapsa, será un desastre en el contexto actual. Por eso, creo que necesitamos brindar asistencia a la industria automotriz", dijo. "Sin embargo, creo que no se le puede otorgar un cheque en blanco", aclaró.

Además, elogió el empeño puesto por el mentor del plan de rescate, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, pero estimó que el esfuerzo no ha sido suficiente. Explicó que su equipo de transición dialoga diariamente con el secretario del Tesoro y que incluso le ha hecho "sugerencias sobre cómo deberían encararse algunos de los problemas".

A lo largo de la entrevista, realizada por el periodista Steve Kroft, Obama también se explayó sobre el cambio que significó para su vida su triunfo en las elecciones, y sobre los desafíos que tiene por delante.

"Los desafíos que debemos enfrentar son enormes. Y son múltiples. Por eso hay días en los que uno se pregunta: ¿por dónde empezamos a hacer avanzar las cosas? Y creo que parte de estos dos meses [de transición] es (...) enviar una clara señal a los norteamericanos de que estamos pensando en ellos y en las dificultades que están pasando", señaló.

Obama renunció ayer a su banca en el Senado y anunció la incorporación de tres nuevos miembros a su equipo de trabajo, mientras continúan las especulaciones sobre quiénes serán las figuras clave de su futuro gobierno (ver aparte).

"Hoy termino un camino para empezar otro. Después de servir al pueblo de Illinois en el Senado de Estados Unidos, que ha sido uno de los honores y privilegios más grandes de mi vida, estoy renunciando como senador para prepararme para las responsabilidades que asumiré como nuestro próximo presidente", dijo Obama en una carta publicada en los diarios de Illinois.

En lo que parece un gesto destinado a tender puentes con la oposición, el presidente electo recibirá hoy en Chicago a quien fue su rival en las históricas presidenciales del 4 del actual, el senador republicano por Arizona John McCain.

En cuanto a su equipo de gobierno, anunció que Peter Rouse, que estuvo al mando de su oficina en el Senado, trabajará con él en la Casa Blanca como asesor presidencial. Obama también designó a Mona Stuphen, asesora en seguridad nacional de Bill Clinton, y a Jom Messina, secretario general de la campaña electoral de Obama y actual líder del equipo de transición, vicejefes de gabinete.

Comentá la nota