Zin ratificó su compromiso de resolver la demanda de personal en el Hospital

En el marco de su visita a Pergamino, el titular de la cartera sanitaria se refirió a la necesidad de recursos humanos en los establecimientos sanitarios, reconoció la deuda que la Provincia tiene con respecto a este tema y reiteró la voluntad de ir dando respuestas.
La demanda de recursos humanos en los hospitales públicos en una necesidad compartida por los establecimientos de salud bonaerenses. Es la escala que traduce años de una política sanitaria que miró el aspecto presupuestario y que no reparó en el necesario crecimiento de los espacios donde se juega la vida de muchos ciudadanos. Aunque el lunes, la visita del ministro de Salud Claudio Zin, respondió a la necesidad de formalizar la entrega de los recursos otorgados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para la compra de un tomógrafo, este tema ocupó un lugar central en la agenda.

Apenas llegado a Pergamino, el titular de la cartera sanitaria mantuvo un encuentro con autoridades del Hospital San José y con referentes de la Asociación de Profesionales, quienes insistieron en la necesidad de cubrir cargos vacantes y revisar la estructura hospitalaria, para acompañar el proceso de crecimiento que está experimentando ese centro de salud.

Minutos después de esa reunión en diálogo con los medios de comunicación, Claudio Zin reconoció que "estamos con deudas en materia de recursos humanos porque la rémora y la burocracia nos impiden en tiempo y forma que llegue el personal, pero estamos cumpliendo en parte con lo prometido".

Al respecto recordó que "en 2005 se echaron del sistema a 415 personas; en 2006 se incorporaron 170; y en 2007 se echaron a 147" y señaló que "en lo que va de esta gestión, hemos incorporado 2.500 agentes y terminamos con el tema de las becas, estamos pasando los becarios a planta".

"La filosofía de este Ministerio es que el sistema necesita más gente, por supuesto que cuando pido más gente, hay que buscar las partidas adecuadas para que trabajen en buenas condiciones y no en condiciones precarias en las que trabajaron durante los últimos años, sino con una estabilidad razonable", planteó y ratificó su compromiso de "atender las demandas del Hospital de Pergamino".

"El Ministerio que recibí estaba cerrado, con la luz apagada; abrimos la puerta, prendimos la luz y armamos un equipo, eso demoró cinco meses, cuando conseguimos funcionar apuntalamos a los hospitales provinciales y fortalecer los recursos humanos en los centros de salud y acompañarlos en la resolución de sus necesidades es un tema central en el que estamos trabajando", sentenció.

Comentá la nota