Raspo llamó a votar por la UCR: "Somos la única fuerza opositora a los K"

La candidata radical propone eliminar los superpoderes presidenciales e impulsar un proyecto productivo. Agregó que el partido está movilizado
La candidata a diputada nacional por la UCR Clara Raspo llamó ayer a votar por el radicalismo porque, según dijo, es la única fuerza opositora al kirchnerismo.

La ex presidenta de la Sociedad Rural de Laboulaye, quien va en quinto lugar, es la representante del campo en la lista radical.

-¿Cómo está la campaña del radicalismo?

-Estamos entusiasmados y movilizados. Tenemos un buen proyecto a largo plazo confeccionado por equipos técnicos. Y candidatos de los cuatro puntos de la provincia.

-En Río Cuarto, hubo fuertes críticas por la falta de un candidato local. ¿Significa para usted una mayor presión a la hora de salir a hacer campaña?

-Cargo con una responsabilidad que es la de representar el sur. Pero no estoy sola. En la campaña me acompañan (Miguel) Abella, con una trayectoria reconocida dentro de la política, y también el intendente (de Huinca Renancó) Oscar Saliba. De esa forma, vamos a ir canalizando cada uno de los reclamos que se presenten.

-¿Por qué los electores tienen que votar a la lista del radicalismo?

-Porque el radicalismo es la única fuerza de oposición. Es la única fuerza no justicialista. Y a eso no nos vamos a cansar de repetirlo. Hay que votar al radicalismo por la experiencia de (Oscar) Aguad en defensa del campo y por oponerse a temas tales como el blanqueo de capitales, los superpoderes y la apropiación de los fondos de la Anses. Y a eso le sumamos la cuota de juventud de (Ramón) Mestre.

-¿Cuáles son los proyectos ejes del radicalismo en esta campaña?

-Queremos llevar al Congreso de la Nación un proyecto productivista de apertura hacia el mundo. El Estado solamente debe recaudar fondos para poder cumplir las necesidades básicas de los ciudadanos. Queremos un mercado que funcione libremente con ciertas reglas de protección. En esto, lo principal es eliminar los superpoderes, para así empezar a trabajar en la liberación de organismos oficiales.

Comentá la nota