Rasino sería la nueva ministra de Desarrollo Social

Rasino sería la nueva ministra de Desarrollo Social
La funcionaria provincial habría solicitado retirarse del área que actualmente dirige. El Ejecutivo piensa ahora en ubicarla en la cartera que maneja la mayor caja del estado santafesino.
De acuerdo con los últimos acontecimientos que terminaron por dejar manifiesta la crisis dentro del ministerio de Educación de la provincia, el ejecutivo ya piensa en nuevas estrategias. La retirada de Élida Rasino al frente de la cartera más caliente hoy día, ya es un secreto a voces. Un rumor que hasta el momento ninguna voz oficial se atreve a confirmar.

Existen dos nombres que se repiten con más fuerza en los pasillos del ejecutivo, como los posibles reemplazos. Un profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y de línea radical; la otra candidata es también una profesora del mismo establecimiento y ex Diputada nacional por la Unión Cívica Radical.

Lo que se menciona desde ejecutivo, es que el gobernador Hermes Binner quisiera resguardar a una de sus manos derechas, del desgaste ocasionado por la turbulencia de los últimos meses. Sin embargo, esta versión es completamente desmentida por fuentes gremiales que aseguran que ha sido la misma ministra quien solicitó su retiro, aduciendo que no ha podido en estos dos años de gestión, desarrollar ninguna de las políticas que había propuesto al decidir acompañar la gestión de gobierno del Frente Progresista.

Mientras Rasino dice que los gremios docentes se han ensañado y la "castigan", los maestros dicen que no ha hecho más que "pavadas".

La alternativa con la que le responde el Gobernador es el área de Desarrollo Social, desempeño que ya realizó en el municipio rosarino acompañando la gestión binnerista antes de que asumiera la gobernación santafesina. Ministerio hoy a cargo de Pablo Farías, es también uno de los que maneja la mayor caja presupuestaria.

Lo que nadie ha siquiera especulado, es qué pasará con Farías cuando el cambio sea un hecho, siendo un funcionario que bajo el análisis político, podría decirse que es un hombre que el progresismo no debiera perder. Pues con un bajo perfil ha sabido llevar, sin sobresaltos mayores aunque sin tanta iniciativa, una de las carteras más comprometidas con el desarrollo estratégico provincial.

En su lugar se piensa ubicar a una funcionaria que, tal como la describen los gremios del sector, no ha tenido aciertos, cuestionada desde todos los frentes, criticada por las direcciones regionales y los sectores docentes, y que hoy se ve acorralada incapaz de resolver bajo presión.

Rasino vs. Regionales

El reciclado de la ministra de Educación será, de manera inevitable, acompañado de una reestructuración en toda la cartera, lo que implica también a las direcciones regionales.

Es por esto que ya comienzan a avizorarse los cambios, surgiendo las más variadas especulaciones, bajo distintas formas y con distintos nombres.

Lo que resulta casi un hecho, es que si los cambios se desencadenan como se plantean hasta el momento, la dirección de la Regional III de Educación sufrirá modificaciones.

En un rápido repaso, cabe recordar que fue María Eugenia Zaragozi la elegida por el entonces flamante gobierno progresista electo, para que se hiciera cargo de la regional educativa con sede en Rafaela. Y que luego de casi un año de gestión, fue reemplazada por Alicia Torassa, entonces directora de la Regional de Educación de San Cristóbal.

Se le dio a Torassa la responsabilidad de llevar adelante ambas dependencias, decisión que despertó críticas varias y rumores extremos, que desencadenaron tiempo después la renuncia a la regional norteña para decidir su instalación definitiva en Rafaela.

Lo que quedó claro en esta situación, es que las relaciones entre Zaragozi y Rasino eran irreconciliables, tal como ambas lo reconocieron tiempo después.

La actual directora regional en Rafaela sí responde a la ministra de Educación, pero ¿responderá a los planes de una nueva dirección del ministerio? La versión que circula entre el gremio docente es que habrá cambios radicales, y eso implica todas las áreas estratégicas que maneja la cartera educativa.

A punto de estallar

En paralelo, la UCR analiza la estrategia binnerista. Le otorgaría un ministerio, dándole posibilidad de una mayor participación partidaria en las primeras líneas del Frente Progresista. Pero al mismo tiempo, le está pasando una bomba de tiempo que es necesario desactivar, para que no sea el partido el responsable del fracaso de la dirección anterior.

Comentá la nota