Rasino convocará a discutir salario docente pero con la mira en 2010

La ministra de Educación anunció que el gobierno no cortará el diálogo paritario y llamará a una nueva reunión para analizar la "arquitectura" del salario docente. Quiere jerarquizar la función y mejorar los sueldos más bajos, aunque recién a partir del próximo año.
Un día después de que la docencia anunciara dos paros de 48 horas, la ministra de Educación, Elida Rasino, dijo estar "muy apenada" por la profundización del plan de lucha y reconoció que este conflicto "no se resolverá en forma inmediata". Sostuvo, sin embargo, que el gobierno volverá a convocar a la mesa paritaria docente y adelantó la intención de discutir el nomenclador salarial del sector, aunque recién con miras a 2010.

"Vamos a volver a convocar a los sectores docentes a trabajar sobre el nomenclador salarial. La idea es ver cómo hacemos para que el salario docente vaya teniendo la jerarquía que se merece en una instancia a futuro, porque no estamos en condiciones de hacerlo en forma inmediata", anunció esta mañana Rasino, en diálogo con El Litoral.

La pelea del gremio Amsafe, de la docencia pública, es que el salario sea "jerarquizado" por sobre el de otros sectores de la administración pública. La ministra está dispuesta a que el educador tenga "un salario diferenciado" dado que "tiene una responsabilidad sobre el futuro estratégico de la provincia y el país". Pero también aclaró que si bien la discusión se abrirá ahora, las mejoras que se pauten se aplicarán "de 2010 en adelante".

Con dos paros de 48 horas y una movilización provincial, la docencia pública quiere hacer torcer la postura del gobierno de no otorgar un nuevo incremento este año. La decisión se conoció ayer por la tarde, en la asamblea provincial de Amsafe que se realizó en una agobiadora tarde de calor.

La respuesta masiva de los docentes -votaron 27.630 educadores, de los cuales más de 25 mil apoyaron medidas de fuerza- hizo recalentar más un conflicto que parece no tener una salida inmediata. "La coyuntura financiera nos excede pero al margen de eso podemos sentarnos a discutir el nomenclador salarial docente para definir una arquitectura donde los sueldos bajos se beneficien más con los aumentos y donde se jerarquice la función docente", reiteró Rasino, que no dio fecha concreta de una nueva reunión paritaria.

En tanto, los alumnos de la provincia no tendrán clases el jueves 5 y viernes 6 (de la semana que viene) ni el martes 10 y miércoles 11 (de la semana siguiente). El jueves próximo también habrá una movilización docente provincial a Casa Gobierno.

Malestar y error

"Hay un malestar muy grande en la docencia y esto se notó en la contundencia de la cantidad de votantes. Ahora, esperamos que el gobierno reflexione, reconsidere su posición y abra la discusión por el salario", resumió Sonia Alesso, secretaria general de Amsafe.

A su entender, antes de fin de año tiene que haber una recomposición del sueldo porque los maestros ya están siendo afectados por el aumento de la canasta familiar y el costo de vida. Recordó, asimismo, que son varias las provincias del país las que están con conflictos salariales.

Consultada sobre por qué el anuncio del gobierno de financiar 2 mil viviendas docentes no colaboró a mitigar el malestar del magisterio, Alesso aprovechó para enviar un mensaje. "Me parece que el gobierno se equivocó de estrategia", dijo, y luego de una sugestiva pausa, amplió: "El planteo de vivienda estaba desde el año pasado y apareció recién con un paro decretado. Además, nos enteramos de los detalles por los medios y eso no fortalece el ámbito paritario".

Al enojo gremial colaboró un mensaje que varios maestros de toda la provincia recibieron por correo electrónico, instando a suspender las medidas de fuerza y seguir discutiendo en paritarias.

Deconstruir la cultura del paro

Ante la pregunta de cómo se resuelve el conflicto, la titular de la cartera educativa hizo dos apreciaciones. "Por un lado, no hay que tomar el conflicto como blanco o negro, sino como parte de la vida. Hay que tratar de resolverlo de forma saludable, protegiendo el valor supremo de la educación y garantizando también los derechos de los trabajadores docentes", indicó.

En segundo término, señaló que "vivimos inmersos en la cultura del paro y tenemos que deconstruir esa cultura. Vivimos en un país crispado, con una sociedad enervada y con demandas múltiples, y esto no escapa al sector docente", aseguró, tras lo cual adujo que "a cómo veníamos de gestiones anterior, en estos dos años de gobierno hemos tenido un nivel de conflictividad ínfimo".

La funcionaria también convocó a discutir con los sindicatos los cambios a la ley de financiamiento educativo que no beneficia a Santa Fe en cuanto a la distribución de los fondos nacionales.

Comentá la nota