Raquel Blas negó haber amenazado a autoridades del hospital Scaravelli

Además, la representante de ATE aseguró que los denunciará. "La mujer del director me apuntó con un revólver", afirmó.
La secretaria general de ATE, Raquel Blas, desmintió hoy a este portal que haya amenazado de muerte a los directivos del hospital Scaravelli, de Tunuyán, y adelantó que los denunciará "por irregularidades".

La gremialista viajó este martes hacia el Valle de Uco a reunirse con las autoridades, luego habló condiariouno.com.ar y fue durísima con Jorge De Pedro, director de ese nosocomio, y con el contador Mauricio Córdoba.

"Tienen innumerables denuncias penales por manejos irregulares de fondos, no les han pagado las prestaciones a los compañeros contratados. Este es el único hospital que no pagó. Nosotros hablamos con el contador y nos dijo que el Ministerio de Hacienda no mandó el crédito. Es mentira porque Hacienda sí lo mandó, entonces ¿dónde está la plata?", se preguntó Blas, y aseguró tener "un papel firmado por él que dice que no recibió el dinero".

"Encima, cuando estábamos hablando con Córdoba (el contador del hospital), entró a opinar una mujer que nadie conoce. Es un ñoqui que cobra 2.800 pesos por estar sentada en mesa de entradas controlando el movimiento político del hospital. Es una aplaudidora de Jaque. Le preguntamos qué hacía ahí y nos dijo que respondía a Patricia Fadel (diputada nacional por el PJ). No se puede creer, y el Ministerio de Salud lo sabe y no hace nada", se quejó.

Sin embargo, la líder sindical apuntó sus acusaciones directamente a De Pedro: "Siempre nos queremos reunir con él y huye, se esconde. No podemos hablar, por eso fuimos hasta la casa de él e hicimos el escrache, como correspondía en este tipo de situaciones".

"En ese momento salió su mujer con un revólver y nos apuntó. Nosotros le dijimos que lo pensara porque podía pasar cualquier cosa", denunció.

Con respecto a las acusaciones de De Pedro y Córdoba, quienes denunciaron que Blas los amenazó de muerte a ellos y a sus familias, la gremialista negó de plano esa versión. "¿Qué gano yo con eso? Lo que pasa es que este hombre cree que está en el lejano oeste", respondió.

Comentá la nota