Una vía rápida del norte al centro

A fines de este año la avenida de la Costa tendrá doble mano y llegará hasta Avellaneda. Así lo anticipó ayer el intendente Miguel Lifschitz durante una recorrida que hizo por las obras que ya se están realizando en el sector de Puerto Norte y donde anunció el inicio de la segunda etapa de los trabajos para las próximas semanas.
"Son obras de infraestructura importantísimas para la ciudad que permitirán a los rosarinos tener un gran paseo y una nueva terraza sobre el Paraná", afirmó el intendente. Pero a la recorrida no le faltaron los reclamos de vecinos de la zona que esperan llegar a un acuerdo con el municipio por la indemnización de sus viviendas.

   El proyecto completo se propone transformar la avenida de la Costa en un corredor de doble mano que comience en Oroño y termine en Avellaneda. La primera etapa de la obra, que va desde la calle Madres de Plaza de Mayo (donde terminan los terrenos del ferrocarril) hasta Francia, ya está en marcha. Costará unos 10 millones de pesos y estará terminada "a más tardar en abril próximo", según confirmó el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Omar Saab.

   El intendente recordó que "desde hace algunos años se llevan adelante seis proyectos privados en Puerto Norte que avanzan a diferente ritmo" en los terrenos donde funcionaron las cerealeras y recalcó que "ahora se pusieron en marcha las obras de infraestructura que son una inversión pública a cargo de los emprendedores privados".

Segundo tramo. Con la primera fase del proyecto ya avanzada, en las próximas semanas comenzarán los trabajos en el segundo tramo, que va desde Francia a Avellaneda. La inversión será de unos 30 millones de pesos y el intendente estimó que estaría terminada para fines de 2010.

   "Esto permitirá tener un gran paseo sobre el río que mejorará el tránsito y la circulación de vehículos, y ofrecerá al mismo tiempo una costanera jerarquizada, de acceso público y con una nueva terraza al Paraná", enfatizó el titular del Palacio de los Leones.

   Los detalles del emprendimiento corrieron por cuenta de la secretaria de Planeamiento municipal, Mirta Levin, quien explicó que en este segundo tramo "la avenida tendrá una doble traza central, además de dos colectoras que permitirán el ingreso de los vehículos a los complejos inmobiliarios hacia el lado del río y al oeste también brindará una accesibilidad menos conflictiva a las viviendas de la zona". Y agregó que la avenida tendrá "un cantero central y una gran arboleda".

Hasta Oroño. Sin embargo, una vez avanzada la segunda etapa de las obras restará la tercera y última, que convertirá en avenida de la Costa de doble mano desde la calle Madres de Plaza de Mayo hasta Oroño, con una inversión de unos 13 millones de pesos.

   "Para eso estamos gestionando ante la Adif (Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado) los terrenos donde actualmente está el alambrado ferroviario (frente a los viejos Silos Davis)", explicó la titular de Planeamiento.

   La idea del municipio, según indicó Levin, "es retrotraer los alambrados ferroviarios" e incluso señaló que "el tema ya fue acordado con las autoridades del Nuevo Central Argentino (NCA) para construir la doble mano que resta".

   Para la funcionaria, las obras "permitirán tener una avenida completa de doble mano desde Oroño hasta Avellaneda, lo que terminará de conectar el centro con la zona norte a través de una vía rápida". Y más aún, consideró que esta traza "dará una continuidad y se transformará en la avenida de ronda de la ciudad, conectando incluso con Circunvalación".

Comentá la nota