Randazzo se rectificó: cree en INDEC

Randazzo se rectificó: cree en INDEC
A menos de 24 horas de admitir fallas en las mediciones del organismo, el ministro de Interior cambió de opinión. "No hay distorsión estadística", aseguró en un comunicado. Culpó a los medios por las "distorsiones periodísticas".
Confundido entre dos disyuntivas adversas. Así parece haber atravesado el ministro de Interior, Florencio Randazzo, las últimas 24 horas. Decir y corregir, afirmar y aclarar, aseverar y explicar. Luego que todos los medios de comunicación difundieron la primera e inesperada autocrítica de un funcionario nacional sobre la intervención del Gobierno en el INDEC, Randazzo corrigió, aclaró y explicó las declaraciones que hizo el sábado en una maratónica recorrida por el dial. "Hay productos que han aumentado por encima de lo que dice el INDEC", había admitido.

Este domingo, el ministro optó por enviar un comunicado de prensa a los medios para minimizar las repercusiones de sus propias palabras. Randazzo afirmó -ahora- que el organismo estadístico "tiene precisión entre los artículos que mide".

Según el escrito, Randazzo aclaró: "El INDEC tiene precisión entre los artículos que mide, pero esto no quita que haya productos fuera de ese universo que tengan otra variación al porcentaje que refleja el organismo oficial".

Un día antes, Randazzo dijo: "Es muy difícil que (el INDEC) mida los precios de cada uno de los productos de nuestros changos o del ama de casa, que va al supermercado y ve que algunas cosas aumentan. Ahí, nosotros no dejamos de reconocer que hay productos que seguramente han aumentado por encima de lo que dice el INDEC".

El funcionario no dudó en culpar a los medios por las "distorsiones periodísticas". Así las calificó en el comunicado, donde también insistió que se "refirió al incremento de algunos productos que pudieron haber subido por encima de los porcentajes generales, ya que no son medidos por el INDEC".

Para el titular de la cartera de Interior, "simplemente es imposible reflejar las distintas canastas de productos de cada familia argentina, ya que el relevamiento se produce sobre artículos determinados, que pueden diferir según costumbres y hábitos de consumo de cada familia".

Fantasmas. Randazzo no sólo responsabilizó a los medios por la "distorsión". Además, palpita "sectores de poder" que intentan meter la cola como si fuesen el diablo. "Intentan instalar la discusión sobre las cifras del INDEC porque están relacionadas con sus propios intereses ya que poseen bonos de la deuda que se ajustan por el CER, un índice relacionado con la inflación", dijo.

"No es que les preocupe defender el poder adquisitivo de los consumidores, sino sus propios intereses, ya que por cada punto extra de inflación son 1.500 millones de pesos más de deuda que tienen que pagar todos los argentinos", precisó sin precisar a qué grupos, personas o empresas se refiere.

"Lo que estos sectores buscan es desviar la discusión para confundir al conjunto de la sociedad y beneficiarse ellos mismos", aseveró y se retractó: "No hay distorsión estadística en el grupo de artículos medidos por el INDEC."

Comentá la nota