Randazzo reaparece de la mano de los DNI

Tras cuatro meses de silencio, el ministro del Interior anunciará la reforma política y la confección estatal de los documentos de identidad.
Florencio Randazzo trata de convencer y de autoconvencerse.

–Salí un tiempo de la línea de fuego porque me encerré a trabajar. Había muchas cosas que hacer –justifica.

Después de la elección del 28 de junio, el ministro del Interior sólo fue una foto, o una sucesión de fotos: aquellas que lo mostraron junto a dirigentes opositores en pos de una reforma política.

Por estos días, se difundieron aspectos de la iniciativa oficial, un engranaje que busca asegurar la candidatura de Néstor Kirchner en 2011. ¿De qué manera? Al implementar un sistema indirecto para la elección de los aspirantes a presidente, y subdividir el país en cinco regiones, las provincias tendrán mayor peso específico que con el régimen actual.

Detrás de esa fachada federal se esconde el cepo que significa para el interior la asistencia financiera del poder central, el gran disciplinador político. No por nada la premura oficial a la hora de aprobar el nuevo Presupuesto, parte del engranaje del proyecto continuista del kirchnerismo.

La reforma de Randazzo muestra mejores intenciones respecto al financiamiento de la publicidad audiovisual. Ese capítulo establece que durante la campaña proselitista, los partidos no podrán valerse de recursos privados, cuya discrecionalidad alienta la competencia desleal.

Se dispondrá, entonces, un fondo estatal del cual la mitad se distribuirá en partes iguales entre todos los partidos y la otra mitad de manera proporcional al número de votos que hayan obtenido en la última elección.

La criatura que el ministro del Interior moldeó con paciencia de orfebre se anunciará por cadena nacional, con la mayor pompa posible, la próxima semana. Habrá un video preparado para la ocasión y un bonus track que traerá cola: el inicio de la confección estatal del Documento Nacional de Identidad (DNI).

Esa tarea había sido asignada a Siemens durante le gestión menemista, pero la Alianza rescindió ese contrato envuelto en sospechas de irregularidades y denuncias de coimas. La empresa alemana reaccionó demandando al Estado por 220 millones de dólares ante el tribunal de resolución de controversias del Banco Mundial (CIADI). Sin embargo, luego de un encuentro con Cristina y el propio ministro del Interior, Siemens desistió de la vía judicial.

¿A cambio de qué? "Pusimos fin al litigio con la Argentina para sentar las bases de una relación hacia adelante, que nos permita avanzar en temas como energía, salud y aspectos industriales", explicó vagamente el CEO de la compañía, Peter Solmssen.La Casa Rosada prefiere encriptar los detalles sobre costos y características de los nuevos DNI, más allá de confirmar que su renovación, de acuerdo con la regulación internacional, será obligatoria cada 15 años.

A Randazzo, luego de cuatro meses de bajísimo perfil, los anuncios le permitirán volver al ruedo, mostrar un gobierno con iniciativa política y reiniciar aquella difícil tarea de explicar ante los medios por qué él entiende que no hay mejor opción que el kirchnerismo.

Comentá la nota