Randazzo y Alicia Kirchner llegaron a Salta para coordinar las tareas de ayuda.

Randazzo y Alicia Kirchner llegaron a Salta para coordinar las tareas de ayuda.
La Presidenta ordenó desde España que los titulares de las carteras de Interior y Desarrollo Social se trasladen a Targatal. Así lo informó a Télam el jefe de Gabinete, Sergio Massa.
Los ministros de Interior, Florencio Randazzo, y de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, partieron a las 18.20 hacia la ciudad de Tartagal, Salta, para realizar un relevamiento de los daños producidos en esa zona por un fuerte temporal.

Los ministros partieron desde el sector militar del aeroparque metropolitano en el Tango 10 que aterrizará en General Mosconi, desde donde viajarán a Tartagal, donde ya se encuentra el gobernador Juan Manuel Urtubey.

La decisión fue tomada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner desde España, quien le transmitió la idea telefónicamente al jefe de Gabinete, Sergio Massa.

El jefe de Gabinete dijo a Télam que por la tarde había hablado con la presidenta, en España, quien decidió "poner todo el gobierno en ayuda de la gente y del gobierno salteño".

"Hablé con Cristina apenas terminó la conferencia de prensa con José Luis Rodríguez Zapatero y, más allá de hacer un repaso del viaje hasta ahora y las cosas acá, le describí la situación de Salta", explicó el jefe de Gabinete.

Los funcionarios tienen la misión, expresó, de "hacer una cuantificación del temporal y del desborde tanto en materia de daños sociales, del tema social y de infraestructura". "La decisión es darle todo el apoyo a Salta para salir adelante de esta situación", insistió Massa.

El gobierno nacional envió un cargamento con 85.000 unidades de insumos para atender a los damnificados, informó el Ministerio de Desarrollo Social.

Para optimizar las tareas coordinadas entre ambas carteras también viajarán a Salta el secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Juan Carlos Nadalich; el director de Vialidad, Nelson Periotti; el subsecretario de Recursos Hídricos, Fabián López, y el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala.

Comentá la nota